— AP
23 de mayo de 2013 / 07:37 p.m.

 Pocas personas han explorado las islas Galápagos, un remoto archipiélago de origen volcánico habitado por una espectacular fauna y flora que sirvió deinspiración para Charles Darwin y su teoría de la evolución.

Pronto las gigantes tortugas, las pintorescas aves y el terreno escarpado de las islas estarán a la vista de todos con sólo hacer click en el ratón de la computadora o acariciar una tableta, gracias al programa Street View de Google.

La empresa, cuya sede está en Mountain View, California, envió a montañistas expertos al lugar con mochilas especiales, equipadas con cámaras computarizadas de forma esférica que se alzan de la punta de una antena.

Cada globo contiene 15 cámaras, que han captado imágenes de uno de los lugares más inaccesibles de las islas. Los exploradores incluso fueron bajo el agua y captaron imágenes de 360 grados de la fantástica fauna submarina en el lugar.

""Estuvimos 10 días allí incursionando por los senderos ... y hasta en el cráter de un volcán que todavía está activo"", declaró Raleigh Seamster, director del grupo. ""Y se trata de islas, por lo cual la mitad de la fauna y flora es submarina, por eso trajimos las cámaras para filmar las focas, los tiburones y otras criaturas marinas".

Google está procesando las imágenes para editarlas y concatenarlas, y aspira a colocarlas en Street View a fines de año.

Las cámaras captaron imágenes de coloridos pájaros, tiburones cabeza de martillo y por supuesto, las típicas, descomunales tortugas de la región.

Varios científicos están colaborando con Google, escudriñando las imágenes en busca de nuevas especies y haciendo planes para volver todos los años a fin de tener una información actualizada.

""Tenemos la esperanza de que en todas las escuelas del mundo los niños puedan ver esas imágenes y tratarán de describir lo que ven en ellas, inclusive criaturas diminutas como los insectos"", expresó Daniel Orellana, científico de la Fundación Charles Darwin.

"""Esta puede ser una experiencia educativa para los niños, y hay una enorme oportunidad para descubrir especies nuevas"", añadió.

Orellana y otros supervisaron a los exploradores y los guiaron a zonas aisladas, que están prohibidas para los turistas o que rara vez son visitadas por lo inaccesible.

Además captaron imágenes de las zonas frecuentadas por turistas para poder averiguar cómo la presencia de seres humanos está afectando al medio ambiente.

Desde que se inauguró el Street View en el 2007, se ha ido ampliando. Primero se fotografiaron zonas urbanas de fácil acceso y ahora está alcanzando zonas remotas como el piso submarino, la selva amazónica y el Artico.

""Todo este proyecto es parte de los esfuerzos de Google por elaborar el mapamundi más exacto y completo posible"", dijo Seamster.