REDACCIÓN
19 de agosto de 2014 / 04:31 p.m.

 

Parece que a alguien se le olvidó cerrar la puerta de la valla del jardín izquierdo en un partido de ligas menores en los Estados Unidos y un jardinero se llevó un gran golpe.

Sucedió en el partido de la categoría Doble A del béisbol norteamericano, en casa de los Barones de Birmimghan, sucursal de los Medias Blancas de Chicago.

El jardinero izquierdo Michael Earley logró atrapar en gran forma el batazo de un rival que amenazaba con clarearlo, pero hace la atrapa y al pegar con la valla, la puerta del bullpen se abrió, lo que provocó que se diera un fuerte golpe y cayera al terreno de juego, eso sí, sin soltar la pelota.