REDACCIÓN
15 de agosto de 2014 / 07:13 p.m.

La belleza no está peleada con el deporte y menos con la lucha libre...y para muestra basta con observar a Stephanie McMahon, quien está sudando en serio para llegar de la mejor forma posible al Summer Slam de la WWE.

Uno de los enfrentamientos que más llama la atención de este evento es que sostendrá McMahon con Brie Bella, una rivalidad que crece a pasos agigantados y por ello la preparación ha sido más que intensa.

La hija de Vince McMahon re conoce que el combate no será sencillo. Ha permanecido alejada del ring por años, pues después de que fuera campeona en 2000, sus apariciones han sido como gerente general de la empresa.

Además, Stephanie ya tiene 37 años, siete más que su adversaria, quien ha estado activa en los últimos tiempos. Por eso, la heredera de la WWE se ha preparado fuerte para su regreso al cuadrilatero.

Fuerza en brazo, pecho, espalda, hombro, velocidad y boxeo son algunas de las actividades que ha realizado la esposa de Triple H en el gimnasio.