17 de abril de 2014 / 12:46 p.m.

La celebración del Real Madrid en la madrileña plaza de Cibeles del título de Copa del Rey se realizó sin incidentes graves, aunque 47 personas fueron atendidas por los servicios sanitarios por causas leves.

El equipo merengue que venció anoche al Barcelona 2 goles a 1 en el estadio Mestalla de Valencia, llegó a la plaza de Cibeles hacia las 04:00 horas (02:00 GMT) para celebrar con sus miles de aficionados concentrados en ese lugar.

Desde la finalización del partido cientos de seguidores comenzaron a llegando a la plaza, que ya tenía las vallas instaladas por el Ayuntamiento de Madrid para cuidar la céntrica fuente y sus alrededores.

Los "merengues" arribaron en un autobús blanco que dio varias vueltas antes de que bajaran los jugadores para mostrar la copa a la los miles de aficionados en la plaza y las calles de alrededor.

Los jugadores fueron subiendo uno por uno a una escalinata especial colocada junto a la Cibeles, hasta que al final el capitán del equipo Iker Casillas se acercó al monumento y con la canción de "We are the Champions", de Queen, vistió a la Diosa con una bandera española con el escudo del Real Madrid.

Tras media hora de celebración en ese lugar, se escuchó el himno del Real Madrid interpretado por Plácido Domingo y los jugadores volvieron al autobús para regresar al estadio Santiago Bernabéu.

Los servicios médicos de emergencias atendieron a 47 personas por caídas, crisis de ansiedad y mareos debido a las aglomeraciones.

A diferencia de anteriores ocasiones en que el Real Madrid ha celebrado un campeonato en ese lugar, este jueves no se produjeron incidentes graves que requirieran la intervención policial.

El club y el Ayuntamiento habían acordado que aunque fuera en la madrugada, la celebración se registrara una vez acabado el partido y regresado de Valencia, para no hacer coincidir los festejos con las procesiones de Jueves Santo que pasan por el centro de Madrid.

NOTIMEX