15 de septiembre de 2014 / 03:59 p.m.

Tras la suspensión del partido entre Rayados y Chivas el sábado pasado por las inclemencias del tiempo en nuestra ciudad, ¿quién es el gran perdedor por lo que pasó?

Gran polémica ha causado que el árbitro Miguel Ángel Ayala haya autorizado arrancar el partido, a pesar de que la cancha estaba inundada y ni siquiera hizo una prueba antes de comenzar el juego.

Apenas iban 10 minutos del partido cuando se presentó la lesión de Hiram Mier y de inmediato vinieron los reclamos de los jugadores, tanto del Monterrey como del Guadalajara porque no se podía jugar.

Dos minutos más tarde, Ayala tomó el balón y paró las acciones, empezó a hablar con sus asistentes y el comisario de la Federación Mexicana de Futbol, mientras los capitanes, Humberto Suazo, por los regios, y Omar Bravo de los tapatíos, le indicaban que no se podía jugar.

Sin embargo, la suspensión definitiva del encuentro vino hasta que el comisario tomó su celular y habló con alguien quien le dio "luz verde" para tomar la determinación.

¿También perdieron los equipos y la afición? Seguramente que sí, porque unos se arriesgaron a lesionarse, y ocurrió en el caso de Mier; mientras que los hinchas tuvieron que aguantar estoicamente bajo el aguacero un partido que finalmente no se completó.

A nivel nacional, las criticas más fuertes han sido sobre el árbitro Miguel Ángel Ayala, quien curiosamente ya tuvo un partido muy similar, hace un torneo cuando se enfrentaron Cruz Azul y Jaguares en la cancha de los Cementeros, bajo una torrencial lluvia y terminó lesionándose Gerardo Flores, de La Máquina, lo cual al final lo dejó fuera de la posibilidad de ir al Mundial.

REDACCIÓN