17 de abril de 2013 / 12:20 a.m.

Lewis Hamilton, piloto inglés de la escudería Mercedes, aseguró que el Gran Premio en Bahréin será un desafío, pues el calor del desierto y el trazado del circuito serán la perfecta combinación para hacer de la carrera una "verdadera prueba".

El piloto también mencionó el desafío para los neumáticos Pirelli, ya que habrá un sobrecalentamiento y arena en la pista; aunado al tema, el diseño del circuito cuenta con curvas lentas que dificultan la labor de los pilotos y del mismo coche.

Asimismo, Hamilton aseguró que trabajará "duro" para mejorar el rendimiento del coche de cara a la carrera del fin de semana en Bahréin, "voy a hablar con mis ingenieros y ver hasta dónde podemos mejorar antes de Bahréin", puntualizó el piloto.

Por otra parte, el inglés dijo sentirse más "asentado" en el equipo y "cómodo" con el monoplaza y afirmó que su podio en el GP de China fue "muy positivo" para él y para la escudería. "Nos quedamos muy contentos con la pole y el podio", aseguró.

Notimex