2 de noviembre de 2014 / 04:47 p.m.

La jornada 9 de la NFL presentará uno de los choques más esperados de la temporada.

El partido entre Denver y Nueva Inglaterra marcará el choque en Peyton Manning y Tom Brady, mariscales de campo de los Broncos y Patriotas, respectivamente, quienes han sido considerados entre los mejores en su posición en los últimos años.

Esté juego representa el duelo no sólo representa el duelo entre dos históricos del futbol americano, sino el enfrentamiento entre dos iconos deportivos.

A lo largo de la historia, todas las disciplinas deportivas han sido marcadas por luminarias, las cuales han conmocionado al mundo al enfrentarse a sus similares, en busca de la supremacía.

Las mejores rivalidades del deporte.

Bjôrn Borg y John McEnroe

El mundo del tenis vivió una revolución a principios de los 80, gracias a los choques protagonizados por el norteamericano John McEnroe y el sueco Bjorn Borg.

McEnroe enfrentó a Borg en la final de Wimbledon de 1980, a la cual llegó rankeado como el tenista número uno, en un duelo que fue considerado como "El Partido del Siglo" por la prensa inglesa.

El sueco termino imponiéndose en el último de 5 sets, por 8-6, haciendo gala de su habilidad al igual que su rival, lo que le permitió obtener su quinta corona al hilo de Wimbledon.

Poco después"Big Mac" tendría su gran revancha, en el Abierto de Estados Unidos del mismo año, se impuso en la gran final, tras 5 sets.

En ese mismo torneo también venció a Ivan Lendl.

La mayor gloria de McEnroe llegaría al año siguiente, al terminar con una racha legendaria de Borg.

Tras vencer en 4 sets, evitó el hexacampeonato del nórdico, al igual que puso fin a su marca de 41 partidos invicto en el torneo británico, el cual dominó de 1976 a 1980.

Su último duelo se dio en el Abierto de Estados Unidos de 1982, en donde se volvieron a ver las caras en la gran final.

McEnroe se coronó tricampeón después de 4 sets, marcando la despedida del "Hombre de Hielo" del mundo del tenis, quien se retiró poco antes de la temporada de 1982, como números dos del mundo.

Su histórico duelo de 1980 en Wimbledon fue inmortalizado en la película McEnroe/Borg: Fire and Ice del 2011.

Earvin 'Magic' Johnson y Larry Bird

La década de los 80 presentó la rivalidad más grande en la historia de la NBA, protagonizada por Ervin Johnson y Larry Bird, quienes se había enfrentado desde su etapa universitaria.

En la final de la temporada 1978-1979 el "Magic" lideró al equipo de la Universidad Estatal de Michigan a la final de la NCAA.

Su rival fue la Universidad de Indiana State, los cuales liderados por Bird calificaron como invictos, cayendo en el partido definitivo 75-64.

Tras está final, ambos fueron contrataciones estelares en el DRAFT de 1979.

Johnson sería adquirido por los Lakers de Los Ángeles mientras que Bird recalaría en los Celtics de Boston, en donde provocarían una gran explosión mediática sus enfrentamientos.

El periodista germano Gunter Bork llegó a definirlos como polos opuestos, el estelar angelino sonriente y espectacular, mientras que la figura de Boston era introvertido y trabajador.

Se enfrentaron tres veces en la Final de la NBA, con dos victorias de los Lakers.

En la primera de estas finales, en 1984, "Larry Legend" condujo a los Celtics al título, requiriendo de siete juegos, siendo reconocido como MVP, tanto en la final como en la temporada regular.

Se volverían a ver las caras en 1985, con victoria de los Lakers en 6 juegos, a pesar del título, Bird volvió a ser nombrado como MVP de la temporada regular, mientras que en la final el ganador de esté reconocimiento fue Kareem Abdul Jabbar.

En 1987 vivieron su último choque en la gran final, en donde nuevamente los Lakers ganaron después de seis partidos, marcando el fin de la era Bird.

El "Magic" fue reconocido como el jugador más valioso de esa final.

En 1992 formaron parte de la selección de Estados Unidos que compitió en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, en donde ganaron el Oro para el famoso "Dream Team", el cual marcó la despedida de ambas estrellas del profesionalismo.

Ambos se hicieron amigos pese a su rivalidad, destacando la presencia de Johnson en la ceremonia de despedida de Bird, en 1993, definiéndolo como "un amigo para toda la vida".

Y también cuando Larry Bird apoyó a Magic cuando salió positivo por el virus del VIH

Niki Lauda y James Hunt

La década de los 70s representó una de las etapas más icónicas de la Formula 1, gracias a la competencia entre el Autlico Niki Lauda y el inglés James Hunt.

Su rivalidad en la máxima categoría del automovilismo comenzó en la temporada de 1975, en la cual Lauda se consagró campeón del mundo, pero fue hasta el año siguiente en que vivió su cumbre.

El arranque de la campaña de 1976 fue positivo para Lauda, ya que ganó cuatro de las primeras seis carreras de la temporada, mientras que Hunt vivió episodios polémicos en los Grandes Premio de España e Italia, el primero por una supuesta irregularidad en las dimensiones de su auto y el segundo por el uso de un combustible supuestamente ilegal.

Lauda se perfilaba a obtener su segundo título de campeón del mundo, hasta que sufrió un terrible accidente en el cicuito de Nurburgring , en donde sufrió severas quemaduras que amenazaron su vida.

Ante esté incidente, el británico aprovechó la ausencia del campeón defensor (6 semanas), para acortar la diferencia por el título, a sólo 3 puntos.

Su momento definitivo se dio en el Gran Premio de Japón, el cual marcó el regreso de Lauda.

El entonces piloto de Ferrari abandonó la carrera, mientras que Hunt terminó en tercero y se coronó campeón.

Posteriormente el británico se alejaría del mundo de las carreras.

Está enemistad fue llevada a la pantalla grande en el 2013, gracias a la película Rush dirigida por Ron Howard.

Lionel Messi y Cristiano Ronaldo

El futbol es un deporte en el cual los comparativos han sido algo muy común, pero cuyo problema ha sido que varias de sus luminarias no han podido enfrentarse de manera frecuente.

Esta inercia terminó con Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, quienes han dividido al mundo del balompié en los últimos años.

Su primer gran duelo se dio en las semifinales de la Liga de Campeones de Europa de la temporada 2007-2008, en la cual el Manchester United, en el que brillaba el portugués, eliminó al Barcelona, en el cual Messi ya se está consolidando como figura.

Un año después de está eliminación vivieron uno de sus momentos más importantes, al enfrentarse en la fina de la Champions League 2008-2009, en la cual "La Pulga" marcó un gol en la victoria blaugrana ante los "Red Devils" por 2-0, en un año histórico para la entidad española.

Su rivalidad alcanzó nuevas alturas con la llagad del lusitano al Real Madrid, en la temporada 2009-2010, desatando un nuevo nivel en la enemistad entre catalanes y merengues.

El lusitano y el argentino han ganado los últimos seis balones de oro (4 para Messi y 2 para Cristiano Ronaldo).

Muhammad Ali y Joe Frazier

Considerada como la rivalidad más icónica del boxeo, fue el choque entre los dos ex pugilistas, los cuales llegaron a enfrentarse en tres ocasiones, siendo la primera de sus contiendas considerada como "La Pelea del Siglo".

Ambos eran considerados dos personajes completamente diferentes, ya que Ali representó la revolución de la lucha por los movimientos civiles y un estilo de pelea caracterizado por la agilidad, mientras que Frazier era conservador y con un estilo de pelea clásico, basado en el cuerpo a cuerpo.

Su primera pelea, el 8 de marzo de 1971 en el Madison Square Garden, contó con la presencia de celebridades como Woody Allen y Frank Sinatra.

Esté ha sido el evento más visto en la historia de la televisión, al supuestamente haber contado con una audiencia de 300 millones de personas alrededor del mundo.

"Smokin Joe" se impuso después de 11 asaltos, quien le quitó la etiqueta de invicto a Ali.

Ambos terminaron hospitalizados al final del encuentro.

Su segunda pelea fue el 28 de enero de 1974, precedida de una violenta convivencia en un programa especial de la ABC, en donde terminaron enfrentándose frente a las cámaras.

Ali obtuvo la revancha, al ganar después de 12 asaltos, aunque estuvo cerca de ganar por K.O en los primeros dos rounds.

El punto final de su enemistad llegó el 1º de octubre de 1975, al enfrentarse en el Coliseo de Araneta en Filipinas, combate llamado "Thrilla in Manila".

Considerado como uno de los combates más complicados en la carrera de Ali, y entre los mejores de la de Frazier, tras disputar 15 rounds.

Muhammad Ali se impuso ante el abandono de Frazier, que fue obligado por su entrenador Eddie Futch

Pese a que Ali reconoció a su rival, Frazier seguiría mostrando su molestia por las declaraciones de su rival, pese a las reiteradas disculpas a lo largo de su vida.

Tiger Woods y Phil Mickelson

El golf vivió un renacimiento a nivel popular gracias a la presencia del estadunidense Tigre Woods.

Gran parte de está popularidad se debió gracias a su contienda contra su compatriota Phil Mickelson.

Los logros de los dos los han mantenido alejados de sus demás colegas, al acumular más de 110 victorias como profesionales y 19 campeonatos majors.

Los duelos más famosos entre los dos fue en el Masters 2001 con Tiger liderando por un tiro faltando una ronda por jugar y terminó ganando para asegurar el Tiger Slam, al conquistar los cuatro majors de forma consecutiva.

Del 2001 al 2006, Woods y Mickelson ganaron cinco de los seis Masters disputados. En ese año 2006, Phil entró con tres tiros de ventaja sobre Woods y aguanto para ganar su segundo saco verde.

En el torneo 2005 en Doral, Tiger venció a Phil gracias una ronda de 66 tiros.

Su rivalidad también ha sido a nivel mercadotécnico, ya que Woods se ha consolidado como el deportista mejor pagado del mundo, seguido muy de cerca por Mickelson, quien nunca pudo consolidarse en esta contienda.

Phil reconoce la importancia de la rivalidad de ambos para el deporte y que gracias a Tiger Woods él también ha logrado una fortuna.

Del 2010 al 2013, Phil ganó en cinco de las siete rondas que se han enfrentado.

A nivel recepción, Mickelson ha ganado la aprobación de la sociedad estadounidense y de la afición mundial, mientras que Woods debido a los escándalos sexuales de su rival, que tacharon su imagen de hombre pulcro.

RAFAEL RIVERA