5 de marzo de 2014 / 02:58 a.m.

El delantero de la Real Sociedad Antoine Griezmann vive sus primeras horas como internacional francés y, como todos los nuevos, tuvo que cantar una canción ante sus compañeros como "rito iniciático".El joven jugador, de 22 años, que desde los 13 vive en San Sebastián, eligió "Para bailar la bamba", según reveló en la página oficial de la Federación Francesa de Fútbol (FFF)."La he preparado en casa con mi novia y creo que me sale bien", señaló el futbolista de la Real Sociedad, que no ocultó que le provocaba más tensión "cantar esa canción que el propio partido"."Soy tímido, aunque me gusta divertirme y también me considero bromista", señaló el jugador, que pasó su primera noche en el castillo de Clairefontaine, la fortaleza donde Francia tiene fijado su lugar de concentración.La víspera, en su primera rueda de prensa como internacional, Griezmann aseguró que había elegido una canción en español "para que no entiendan la letra".El atacante de la Real tiene una buena oportunidad de "bailar la bamba" en Brasil si convence al seleccionador de que le convoque para el Mundial del próximo verano.El jugador puede efectuar una entrada expeditiva en la convocatoria francesa.Hasta el pasado 1 de enero no podía acudir a la selección por culpa de una sanción que le impusieron por haber abandonado, junto a otros cuatro compañeros, la concentración de la selección sub-21 en octubre de 2012.Preparaban el duelo crucial de vuelta para la clasificación para el Mundial contra Noruega en la localidad bretona de Le Havre y, en vísperas de viajar al país escandinavo, Griezmann y tres compañeros dejaron el hotel, tomaron un taxi y recorrieron 200 kilómetros para llegar a la discoteca Crystal, de los Campos Elíseos.Tres días más tarde, Francia caía 5-3 ante Noruega y se quedaba fuera del Mundial.El rumor de que Griezmann, Wissam Ben Yedder, Chris Mavinga, Mbaye Niang y Yann M'Vila habían estado de fiesta corrió como un reguero de pólvora y la FFF les impuso una dura sanción.Griezmann no la apeló y ha cumplido la penitencia hasta el pasado 1 de enero, cuando sus buenos resultados con la Real Sociedad, con la que ha marcado 15 goles en liga, le han abierto las puertas de la selección absoluta por primera vez.Si aprovecha el amistoso de mañana contra Holanda, el jugador de la Real puede formar parte de los 23 que viajarán a Brasil.A su favor cuenta con su polivalencia ofensiva, puesto que es capaz de jugar en ambas bandas y por el centro, una versatilidad muy apreciada por Didier Deschamps. 

AGENCIAS