1 de mayo de 2014 / 12:44 a.m.

El presidente de la Asociación del Futbol Argentino (AFA), Julio Grondona, defendió hoy el nuevo esquema del torneo de balompié nacional, el cual ha desatado polémica por el incremento de equipos competidores.

"Queremos hacer algo mejor, a partir de 2015, con el nuevo formato. El futbol argentino será más tranquilo, más sereno", afirmó Grondona, quien dirige los designios del futbol en el país sudamericano desde 1979, en tiempos de la dictadura militar.

También advirtió que se van a revisar todas las categorías para que los torneos sean deportivamente más equitativos y nadie se vea beneficiado ni por los promedios, ni por ningún otro factor extradeportivo.

El actual formato del futbol argentino, en su categoría de Primera División, incluye la participación de 20 equipos que se disputan dos torneos anuales, el Apertura y el Clausura.

A partir del próximo año, la Primera División estará compuesta por 30 equipos, 10 de los cuales saldrán de un certamen de transición que se disputará entre agosto y diciembre con los clasificados para el Nacional B (Segunda División).

Los 30 clubes del nuevo formato disputarán un torneo a partir de febrero que incluirá una ronda de todos contra todos, más la repetición del clásico, y el campeón será quien termine primero en las posiciones, aunque este esquema aún no es definitivo.

Con respecto a la Copa Libertadores, clasificarán los equipos campeones del Torneo de Primera División, de la Copa Argentina, los dos mejores de la liguilla pre-Libertadores organizada por AFA y el mejor equipo en la Copa Sudamericana.

A la Copa Sudamericana, en tanto, irán el campeón de la Supercopa Argentina y cinco equipos provenientes de la liguilla pre-sudamericana de AFA, mientras que para el descenso se mantendrá el sistema de promedios de puntos y descenderán los dos peores equipos ubicados en esa tabla.

Estos cambios provocaron que los reclamos de los fanáticos del futbol se replicaran de inmediato en las redes sociales, y los medios argentinos advirtieron que detrás de esto se esconde la necesidad de recursos públicos.

"Grondona sabe desde 2011 que el gobierno ve con buenos ojos un torneo más federal, que incluya a los equipos del interior y que, también, aumente el número de clubes en primera", aseguró en su portal el diario "La Nación".

Agregó que el dirigente aspira a que estos cambios le agraden al gobierno y aumente los 825 millones de pesos anuales (unos 82 millones de dólares) que paga por los derechos televisivos de los partidos.

NOTIMEX