19 de marzo de 2014 / 11:46 p.m.

Durante una entrevista concedida a un patrocinador del Bayern Munich, el entrenador del actual campeón de la Champions, Joseph Guardiola señaló entre bromas que a veces es más fácil convencer de alguna táctica planeada para un partido a sus jugadores que su esposa.

"Mi mujer Cristina se queja a veces de mi táctica de juego… Ella considera que debería jugar con el mismo equipo con el que he ganada la vez anterior”, dijo Guardiola.

Si quiero explicarle mi principio de rotación, es más difícil que decirle a Arjen Robben: “tú te sientas esta vez en el banquillo”.

En esta misma charla el técnico del conjunto “Bábaro” habló de sus problemas de dirigir un equipo de gran calidad y recalcó la gran dificultad que representa el llegar a jugadores como el argentino Lionel Messi.

"Hay situaciones en las que la diversidad puede resultar destructiva" dijo Guardiola, quien recordó que cuando entrenaba al Barcelona y quería dejar fuera del equipo a Messi "toda Barcelona se exaltaba".

CARLOS NELLI