29 de septiembre de 2014 / 03:56 p.m.

Históricamente Santos Laguna sufre al jugar en el volcán y mañana Tigres recibirá a los Guerreros para tratar de mantener la paternidad que la historia ha marcado cuando estos dos se enfrentan.

En 20 años los Laguneros solo han triunfado en dos ocasiones cuando juegan en el estadio Universitario lo que refleja claramente que al pisar el césped de San Nicolás de los Garza algo les sucede a los de Torreón pues en ese lapso de tiempo han contado con planteles importantes que incluso han ganado títulos pero en el volcán simplemente no pueden.

En total han sido 23 duelos entre Tigres y Santos de 1994 a la fecha y los triunfos laguneros llegaron en el Bicentenario 2010 y en el clausura 2008 por lo que hace cuatro años fue el último revés felino en casa ante los albiverdes.

Incluso la dificultad para sumar de a tres puntos para Santos Laguna no solo es en CU pues también cuando juega en el Tec sufre en demasía en donde tiene 12 años sin conocer la victoria.

Este martes entonces Tigres buscará ampliar su paternidad ante uno de sus rivales del norte y de paso dejarlo abajo en la tabla general en donde hoy en día solo un punto los separa, los felinos suman 16 y los Laguneros 15 unidades.

Tarea pendiente: hacer pesar el UNI

Tigres es el segundo mejor visitante del apertura 2014, no conoce la derrota al sumar dos triunfos y cuatro empates para sumar 10 de los 16 puntos que lleva en el certamen fuera de su casa.

Ahora la tarea pendiente de los del Tuca Ferreti será hacer pesar el volcán pues aunque la última vez que jugaron en el universitario ganaron, la realidad es que tienen dos triunfos y dos derrotas jugando de local y hace rato que el uni no pesa como antes.

Hoy en día los felinos están metidos de lleno en la zona de liguilla al ubicarse en la quinta posición general y a solo tres puntos del sublíder. Entonces si logran tener poderío jugando en casa y mantienen su paso como visitantes, podrán convertirse en verdaderos contendientes por el título del apertura 2014.

Sin descanso tras fecha doble

Los Tigres entrenaron ayer domingo por la tarde a puerta cerrada y sin atención a los medios de comunicación, pensando de lleno en la doble jornada del torneo en donde pueden tomar un paso directo a la liguilla.

DIEGO ARMANDO MEDINA