2 de febrero de 2014 / 05:52 a.m.

Ray Guy se convirtió el sábado en el primer pateador de despeje en ser elegido como integrante del Salón de la Fama.

Al ex punter de los Raiders de Oakland se unieron dos jugadores que eran elegibles por primer año, el linebacker Derrick Brooks y el tackle ofensivo Walter Jones.

La generación de 2014 incluye también al defensive end Michael Strahan, al receptor Andre Reed, al defensive back Aeneas Williams y al defensive end Claude Humphrey, quien al igual que Guy ingresará como una designación de la época antigua.

El anuncio se realizó el sábado por la noche durante una ceremonia de la NFL, menos de 24 horas antes de que los Broncos de Denver se enfrenten a los Seahawks de Seattle en el Super Bowl.

Entre los finalistas que no lograron su ingreso al recinto figuraron dos vinculados con los Colts de Indianápolis y con el quarterback actual de los Broncos, Peyton Manning —el entrenador Tony Dungy y el receptor Marvin Harrison.

Cada uno de los nuevos integrantes del Salón de la Fama caminó al escenario y fue anunciado individualmente. Strahan, quien ayudó a que los Giants llegaran a dos Super Bowls, recibió una ovación enorme de la multitud de casa.

La ceremonia oficial de inducción será el 1 de agosto en Canton, Ohio.

Guy convirtió la tarea de pateador de despeje en un arma defensiva después de convertirse en el primer jugador de su posición en ser elegido en la primera ronda del draft en 1973. Jugó sus 207 partidos en 14 temporadas con los Raiders.

Sin embargo, debió esperar 23 años para ser elegido.

"Vale la pena esperar por las grandes cosas", dijo Guy el sábado. "Sólo es cuestión de tiempo para que todo se logre. Yo sabía que esto iba a llegar tarde o temprano. Tenía que llegar para mí o para otro pateador. Pero tarde o temprano tenía que pasar, porque esto es parte del fútbol" americano.

El jugador egresado de la Universidad del Sur de Mississippi promedió 42,4 yardas y quedó debajo de la barrera de 40 únicamente durante la campaña de 1982, la cual fue recortada por una huelga. Sólo tres de sus 1.049 patadas de despeje fueron bloqueadas, y estableció un récord de la NFL con 619 seguidas sin un bloqueo. Registró 209 patadas de despeje dentro de la yarda 20, incluidas 77 en sus últimas tres temporadas.

Brooks fue la pieza angular de la defensiva de los Bucs que encabezó la liga en 2002 y 2005 y la Conferencia Nacional en cinco ocasiones. Fue el Jugador Defensivo del Año de The Associated Press cuando Tampa Bay ganó su único Super Bowl después de la temporada de 2002.

Jones fue seleccionado por Seattle en 1997, en la sexta ronda del "draft". De inmediato, el jugador brindó protección para el quarterback Warren Moon en su lado ciego, y fue el primer integrante de la línea de los Seahawks electo para el Pro Bowl.

"Desde que llegué a la liga, todo lo que quería era... jugar", dijo Jones. "Estar aquí ahora, cuando va a disputar el Super Bowl el equipo con el que comencé y terminé mi carrera, es como la cereza del pastel".

Strahan impuso el récord de capturas de la NFL en una temporada, con 22 y media en 2001. Muchos recuerdan la forma en que impuso el récord en el último partido de la campaña regular, contra Brett Favre.

Reed egresó de la pequeña Universidad de Kutztown, Pensilvania, y jugó sus primeras 15 campañas con Búfalo, llegando dos veces al Super Bowl, sin ganarlo. Su última campaña fue con Washington, y sus 951 recepciones de por vida son el tercer número más alto en la historia.

Williams fue cornerback en sus 14 temporadas, de las que pasó sus primeras 10 con los Cardinals. Cerró su carrera mediante cuatro años con los Rams.

De por vida, sumó 55 intercepciones.

El Salón de la Fama abrió al fin sus puertas para Humphrey, elegible durante 28 años. Electo seis veces para el Pro Bowl, logró 122 capturas en 14 temporadas con los Falcons y los Eagles.

AP