11 de abril de 2014 / 02:00 a.m.

Sin nervios ni preocupaciones. Adam Scott nunca supo que la ronda inicial en el Augusta National pudiera ser tan agradable.

Con su chaqueta verde guardada en los vestuarios para los campeones del Masters, Scott sólo hizo un swing equivocado que le costó dos golpes en una ronda de 69, tres debajo del par. Fue el marcador más bajo de un campeón defensor en 13 años, y dejó a Scott a un impacto del líder Bill Haas en lo que de todas formas fue un día exigente.

"Fue realmente como esperas salir y jugar en cualquier major, y especialmente en el Masters", afirmó Scott. "Y no hay duda que el haber ganado el Masters el año pasado me tenía un poco más cómodo en el primer golpe de salida de lo que jamás he estado en el pasado, porque no tenía las piernas temblando y los nervios de punta durante seis o siete hoyos, como suele pasarme".

Haas, con una rica historia familiar en Augusta que incluye una chaqueta verde para su tío abuelo Bob Goalby, recuperó el control después de abrir con un bogey, apuntándose una serie de putts para birdie y un hierro 8 a cinco pies que terminó en birdie en el hoyo 18, lo que le permitió firmar una tarjeta de 68.

AP