13 de marzo de 2013 / 06:11 p.m.

La tarde de este miércoles en punto de las 12:07 horas (hora de México) el júbilo se apoderó de la Plaza San Pedro y el mundo católico, luego de que la chimenea colocada en los tejados de la Capilla Sixtina, emitiera humo blanco, lo que indica que la Iglesia Universal tiene ya un nuevo Pontífice. 

Luego de cuatro votaciones, realizadas por los 115 cardenales, el sucesor de Benedicto XVI fue elegido, situación con la que se dan por terminadas las labores del Cónclave. 

Se espera que más adelante, el cardenal francés Jean-Louis Tauran de el tan esperado anuncio del nombre del nuevo jerarca de la Iglesia Católica.

REDACCIÓN