5 de septiembre de 2013 / 01:41 p.m.

Detroit • A medida que los vehículos dependen cada vez más de las computadoras para poder funcionar, los piratas informáticos, mejor conocidos como hackers, han encontrado la manera de intervenir en sus sistemas y controlarlos.

En distintas exhibiciones realizadas en agosto durante el evento de especialistas en sistemas DefCon, los hackers hicieron gala de su destreza y demostraron diversas vulnerabilidades de los ordenadores en los vehículos modernos al lograr aplicar los frenos en un coche que se desplazaba a gran velocidad, virar el volante del automóvil e incluso apagar el motor, todo desde sus computadoras portátiles.

 

Todos los automóviles y camiones modernos contienen entre 20 y 70 computadoras conectadas a una red interna que controlan prácticamente todo el sistema, desde las funciones que antes eran solo mecánicas, como frenar, acelerar o virar, hasta detalles sin importancia como subir y bajar las ventanas.

 

Durante la conferencia de piratas informáticos un número reducido de especialistas logró penetrar en estas redes complejas del sistema vehicular.

 

Las exhibicionesEn una exhibición de sus habilidades, dos hackers estadunidenses manipularon un Toyota Prius y un Ford Escape; conectaron su laptop a un puerto que normalmente se encuentra abajo del tablero y que los mecánicos suelen utilizar para conectar sus computadoras y localizar problemas que afectan al vehículo.

 

Para controlar los dos autos, los expertos desarrollaron un software que les permitió manipular los sistemas y lograr la desactivación de frenos, cambiar los indicadores de velocidad, alterar la información sobre los niveles de aceite y combustible, además de que pudieron sabotear el bloqueo automático de los cinturones de seguridad al frenar e incluso apagaron el motor de un coche.

 

En otra demostración más impresionante: otro grupo hackers se apoderó del control de las computadoras de un vehículo utilizando un teléfono celular inteligente aprovechando las conexiones bluetooth del automóvil; aunque solo manipularon el reproductor de discos compactos y el sistema que monitorea la presión de aire en los neumáticos.

 

Todos estos piratas que hicieron las demostraciones eran expertos en seguridad informática y afirmaron que su intención fue buena, pues solo pretendían alertar sobre la vulnerabilidad de los vehículos, además de que tardaron varios meses en lograr el acceso a dichos sistemas.

En realidad, no hay casos en los que algún hacker malintencionado haya podido apoderarse de un vehículo de forma remota.

 

Alerta a fabricantesEn los últimos 25 años, los fabricantes han computarizado gradualmente funciones como la aceleración de los autos y los cambios de velocidad.

 

Sin embargo, los expertos consideran que los secuestros de vehículos equipados con alta tecnología serán más fáciles a medida que los fabricantes automovilísticos permitan el pleno acceso por internet o conexiones inalámbricas y agreguen funciones de seguridad controladas por computadora que en casos de emergencia se apoderan de tareas como frenar o girar el volante.

 

Otra posibilidad es que un ladrón versado en cibernética simplemente puede hackear el seguro de las puertas para quitarlo y robarse el automóvil.

 

Rich Mogull, director general de Securosis, una firma de investigación de seguridad informática con sede en Phoenix, explicó que el incremento de la tecnología computacional en los vehículos “aumenta las oportunidades de abusos con fines nefastos. La historia nos sigue mostrando que cualquier cosa que tenga un chip de computadora es vulnerable”.

 

No obstante, los fabricantes también han demostrado que los sensores electrónicos para el acelerador, por ejemplo, son más confiables que los cables de antaño que se conectaban al carburador.

 

Otra ventaja de los componentes electrónicos es que han reducido considerablemente el peso de los vehículos y esto resulta en un ahorro de gasolina.

 

53 kilómetros sin chofer

Bill Shuster, congresista de EU y presidente del Comité de Transporte e Infraestructura, viajó 53 kilómetros en un Cadillac SRX que se maneja solo. El auto, modificado por expertos de la Universidad de Carnegie Mellon en Pittsburgh, utiliza una computadora, radares, un telémetro láser y cámaras infrarrojas.

 

Xbox One llega en noviembre a México

La nueva oconsola de Microsoft, Xbox One, saldrá a la venta el 22 de noviembre en 13 países, entre ellos México, según informó la empresa ayer en Berlín, antes del inicio de la feria tecnológica IFA.

 

“La producción de la nueva consola va a toda marcha, aunque la demanda es increíble”, aseguró el responsable de comunicación de Microsoft, Felix Petzel.

 

Además de México, la Xbox One podrá comprarse desde el 22 de noviembre en España, Estados Unidos, Alemania, Australia, Brasil, Francia, Reino Unido, Italia, Irlanda, Canadá, Nueva Zelanda y Austria.

 

Para el lanzamiento, Microsoft quiere ofrecer un número limitado de consolas de una edición especial, Xbox One Day Edition, que además del aparato ofrecerá extras digitales, como la versión completa del FIFA 14 para descargar.

 

Con el adelanto de su salida al mercado y la oferta de extras, Microsoft quiere ganar el terreno perdido con algunas de sus propuestas iniciales, como la obligación de conectar la Xbox One a Internet, la idea de colocar una cámara sin posibilidad de desactivación o las limitaciones para utilizar juegos usados. Tras las protestas, la empresa dio marcha atrás.

— AP