7 de octubre de 2014 / 11:13 p.m.

Tamba Hali huyó de Liberia cuando el país estaba sumido en una sangrienta guerra civil. Ahora, esa nación del oeste de África enfrenta una crisis muy distinta, un brote de ébola.

Y Hali, linebacker de los Chiefs de Kansas City, ha decidido dar su apoyo a una organización humanitaria.

Hali se unió el martes a funcionarios de la organización Heart to Heart, con sede en un suburbio de Kansas City, para anunciar la construcción de una clínica cercana a Monrovia, capital de Liberia, que contará con 70 camas para pacientes contagiados por la enfermedad viral.

"La gente está muriendo", dijo Hali. "Y está muriendo a un ritmo muy acelerado".

Liberia es uno de los países más afectados por el brote de ébola, que hasta ahora ha causado la muerte de más de 3 mil personas.

"El sistema médico está saturado por la epidemia de ébola, y todos los doctores y funcionarios de salud indican que lo que se necesita más urgentemente es unidades de tratamiento de la enfermedad", dijo Gary Morsch, fundador de Heart to Heart. "El mundo debe responder, y hacerlo urgentemente, para controlar este brote".

Hasta el viernes, había 3.834 casos confirmados de ébola y 2.069 muertes en Liberia, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud. De esos casos, el 44% se reportó en las últimas tres semanas, una señal de que el padecimiento infeccioso se sigue propagando.

"Los liberianos son personas inteligentes y críticas. El país era bello en cierto momento, cuando yo era muy pequeño", dijo Hall. "Son buenas personas, temerosas de Dios, pero viven en un país del tercer mundo y necesitan ayuda".

Hali, quien abandonó Liberia con su padre cuando tenía 10 años, cuenta ya con la ciudadanía estadounidense pero tiene muchos familiares en Monrovia, sobre la costa del Pacífico, y en el condado de Lofa, ubicado en la frontera septentrional con Sierra Leona.

"Ellos han sido muy afortunados", dijo Hali. "Mi familia allá no ha contraído el ébola".

AP