21 de junio de 2013 / 12:25 a.m.

 México  • En un arrecife cercano al Puerto de Veracruz, arqueólogos subacuáticos del Instituto de Nacional de Antropología e Historia (INAH) localizaron restos de embarcaciones de los siglos XVI al XX, y centenares de objetos de procedencia mexicana, española, inglesa, francesa y estadounidense.

A través de un comunicado, el Instituto informó que expertos de la Subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) ubicaron dichos vestigios en el Arrecife Bajo Hornos, que constituye una ancha franja de 500 metros y que limita el acceso al puerto de Veracruz.

Durante la exploración, que se ha desarrollado en los puntos denominados Orejas, Jiníguaro y Reina, de este encalladero, se han encontraron estructuras de embarcaciones antiguas y más de 300 objetos, nacionales y extranjeros, entre los que destacan restos de porcelana inglesa, botellas de las regiones francesas de Coñac y Medoc, así como una bala ojival del siglo XIX.

Al referir que Bajo Hornos actuó como trampa de naufragios hasta 1902, el historiador y arqueólogo subacuático Ricardo Borrero Londoño señaló que cuando el puerto estaba a su máxima capacidad, los navíos eran amarrados unos a otros en la rada, por lo que frecuentemente las embarcaciones se hundían.

En la documentación de archivo consultada hasta la fecha, se mencionan los siniestros del navío "Castilla" en 1771, una goleta americana en 1779 y una fragata inglesa en 1901, así como de dos naves en 1911.

No obstante, el estado de la investigación aún no permite determinar si los restos arqueológicos hallados están o no asociados a los naufragios descritos en las fuentes, cita el INAH.

"Tenemos que las naves se hundían en tiempos de nortes pese a estar al ancla; el desplazamiento de las corrientes y el flujo de los vientos, provocaban que con los cursos de agua se acarrearan todos estos materiales arqueológicos, estrellándose finalmente en el norte del bajo", comentó Borrero Londoño.

Es de mencionar que hasta el momento, los vestigios localizados han permitido corroborar la intensa actividad marítima del puerto y su importancia como punto neurálgico en el intercambio comercial y la influencia cultural en América.

 — NOTIMEX