— ISABEL ZAMUDIO
17 de julio de 2013 / 12:13 a.m.

Veracruz de Ignacio de la Llave • Cerca de un centenar de mantarrayas fueron encontradas muertas en playas de Chachalacas, en el municipio de Úrsulo Galván.

Si bien inicialmente se pensó que los peces habían muerto por efecto del vertido de algún producto contaminante de alguna empresa o industria asentada en la zona, como los ingenios azucareros, se encontró que muchos de los ejemplares tenían las aletas cortadas.

Lo anterior hace presumir que pescadores se encontraron con un gran cardumen de esta especie y los mismos solo aprovecharon unos cuantos y tomaron la parte con mayor demanda comercial, en este caso las aletas.

Israel Criollo, integrante del Comité de Vigilancia Ambiental de Playa de Chachalacas lamentó los hechos, porque ni se aprovecharon por completo los peces capturados, ni permitieron que los mismos sobrevivieran, al regresarlos al mar.

El hallazgo de las mantarrayas muertas ocurrió cerca de la zona de dunas de Úrsulo Galván, sobre la playa de Chachalacas.

La mantarraya (manta birostris) es una especie de elasmobranquio del orden de los rajiformes. A diferencia de otras especies similares, ésta carece de aguijón venenoso en la cola, por lo que resulta inofensiva.

Criollo Pérez puntualizó que cuando realizaban un monitoreo del arribo de tortugas marinas, encontraron los ejemplares de mantas gigantes muertas.

Dijo que hicieron el reporte a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, pero no hay personas responsables a quienes acusar o señalar del hecho que presume lo causaron pescadores de la zona.