3 de abril de 2014 / 06:00 p.m.

Después de haberse repartido los triunfos en las dos primeras carreras de la temporada, y con Mercedes claramente como el equipo dominante de cara al Gran Premio de Bahréin este fin de semana, a estas alturas ya parece que disputarán el título entre ellos.

Aunque Hamilton y Rosberg se llevan mejor que muchos otros compañeros de equipo en la F1 — tras haber competido tanto como compañeros como rivales desde que eran niños en los karts — ambos admitieron el jueves que es improbable que esa buena relación sobreviva su inminente pelea por el título.

"Todavía no ha cambiado", dijo Rosberg sobre su relación. "Quizás es porque todavía no estamos hablando sobre el campeonato".

"Es inevitable que vengan tiempos difíciles, pero estoy seguro que podremos superarlos", agregó.

Hamilton, quien comenzó en la Fórmula Uno con una relación complicada con su entonces compañero en McLaren Fernando Alonso y luego batalló con Jenson Button en la misma escudería, dijo que la naturaleza de la F1 no permite tener amistades.

"En la Fórmula Uno, puedes contar tus amigos con los dedos de una mano", apuntó el británico. "Nico no está entre mis cinco amigos, y yo no estoy entre sus cinco".

El director del equipo, Toto Wolff, dijo que se han discutido estrategias para evitar conflictos, pero admitió que los planes quizás no sean suficientes para salvarse de problemas.

"Hemos pasado bastante tiempo discutiendo esas cosas, discutiendo escenarios y situaciones", comentó Wolff. "Pero un día será académico, tendremos polémica y tendremos una situación con la que tendremos que lidiar. Son personas muy competitivas".

Rosberg ganó la primera carrera de la temporada en Australia y fue segundo en Malasia, donde Hamilton llegó primero. El alemán encabeza el campeonato con 43 puntos, y Hamilton, quien abandonó en Australia, es segundo con 25.

Por su parte, el director de la escudería Ferrari Stefano Domenicali admitió que su equipo probablemente solo tratará de no rezagarse demasiado de Mercedes durante la temporada.

Antes de que comenzaran las actividades del GP de Bahréin, que se correrá por la noche por primera vez, Domenicali dijo que los fabricantes de motor rivales Mercedes y Renault tienen ventaja porque sus divisiones inferiores tienen más experiencia con motores de seis cilindros, que apenas este año comenzaron a usarse en la F1.

"Sabemos que otros fabricantes de motores tienen mayor conocimiento porque han usado esa tecnología en sus autos, así que sabíamos que no sería fácil", dijo Domenicali en el cibersitio de la F1. "Pero sabemos en qué áreas necesitamos mejorar y caer en el desánimo no ayuda".

"Si Mercedes mantiene el ritmo será muy difícil alcanzarlos".

Ferrari ha estado muy rezagado con respecto tanto de Mercedes como de Red Bull, impulsado por motores Renault, en las dos primeras carreras en Australia y Malasia, donde los dos cuartos puestos del español Fernando Alonso fueron el mejor resultado que el equipo italiano pudo conseguir.

Las conversaciones de Domenicali con el piloto de Red Bull Sebastian Vettel durante el Gran Premio de Malasia de la semana pasada provocaron una renovada especulación de que Ferrari estaba interesado en fichar al alemán. Sin embargo, el jefe de Ferrari insistió en que su equipo está satisfecho con el rendimiento de los actuales pilotos, Alonso y Kimi Raikkonen, pero que simplemente necesitan un mejor auto.