25 de abril de 2013 / 06:00 p.m.

 El universo no necesitó ayuda divina para estallar y comenzar su existencia; la teoría de la creación no está sustentada, señaló el físico británico Stephen Hawking durante una conferencia que ofreció en el Instituto de Tecnología de California.

El también autor de "El origen del universo", señaló que hay varias personas que aun buscan una solución divina para contrarrestar las teorías de los físicos, a pesar de que no se necesita de un Dios para explicar la existencia del universo.

También evocó el momento en que el papa Juan Pablo II advirtió a la comunidad científica que no estudiara el instante de la creación, ya que es un momento sagrado, según una publicación en el portal "24 horas".

Recapituló la teoría del estado estacionario de Fred Hoyle y Thomas Gold, la cual considera la hipótesis de que no hay principio ni final y que las galaxias continúan formándose a partir de la creación espontánea de materia, y dijo que tampoco tiene sustento científico.

Igualmente desechó la concepción de un ciclo interminable de "big bangs" y "big crunchs", pues ya comprobó, junto con Roger Penrose, que el universo no se expande después de una contracción.

Asimismo, habló sobre la teoría M, que postula que múltiples universos se crearon de la nada, con todas las posibles historias y estados de existencia, pero sólo en pocos ambientes se da la vida.

Y en un porcentaje menor, continuó, puede existir algo similar al ser humano, sobre lo cual señaló que ésta es la única idea con la que coincide y puede explicar realmente el universo.

Recomendó que no se debe dejar de explorar el universo si se quiere beneficiar a la humanidad, pues no cree que la especie sobreviva otro milenio sin escapar de la fragilidad de la Tierra.

Notimex