JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ 
24 de abril de 2014 / 10:43 p.m.

Ricardo La Volpe, actual director técnico de Guadalajara, sabe que la continuidad de los entrenadores no es segura y sabe que hay que estar preparado para lo que venga.

 

La continuidad de los entrenadores no es segura. En el Rebaño lo sabe Ricardo Antonio La Volpe, quien declaró que sabe que si no hay un buen resultado ante Rayados, no es seguro que siga en el timón, sabe que los resultados son obligatorios en un club como éste.

“Me causó gracia lo que dijo (Ignacio Trelles) y es una verdad: la ‘valijita’ siempre hay que tenerla hecha en esto, te vas y gracias por todo, ¿cuál es el problema?. Lo ideal sería que una directiva deje trabajar dos o tres años a un entrenador, y es a base de resultados. Cuando Trelles dijo eso de la valija se refería a eso y no cambió, sigue siendo lo mismo. La valija siempre la tienes hecha…”

Ricardo afirmó que sabe que aún tiene contrato por un año más con el rebaño, pero sabe que nadie es eterno, pues sabe que no hay ningún mago que pueda cambiar a un equipo en sólo cuatro partidos.

“Si el presidente me hubiera dicho que solo me contrataba para entrar a la Liguilla, firmaba solo por cuatro partidos y yo firmé por un año. Si me contratan a mí es porque las cosas no están bien y en el futbol no hay magos, con cuatro fechas y menos de un mes… no. Acá hay trabajos y creo que soy de los técnicos que más trabaja”.

La Volpe sabe que tiene que ir pensando en el siguiente torneo, que debe delinear la pretemporada, y ahora sí todo lo que no salga dentro de sus parámetros será culpa suya, no como ahora que llega a mitad de la campaña con un equipo que estaba al borde de la eliminación.

“El año que viene yo armo mi pretemporada, formo mi equipo, yo trabajo y tengo partidos amistosos, y me comprometo a entrar a la Liguilla pero me comprometo porque sé a qué equipo vine y sé que ahora no estamos para eso”.