24 de abril de 2014 / 03:06 a.m.

LeBron James avanzaba hacia la cesta, poco antes de que se agotara el tiempo, cuando recibió un codazo de Josh McRoberts. El astro del Heat permaneció varios segundos sentado en la cancha, para reponerse.

En realidad, todo el equipo de Miami debió recuperarse de los golpes que propinaron los Bobcats. Pero los bicampeones de la NBA sobrevivieron.

James totalizó 32 puntos y ocho asistencias, mientras que Chris Bosh contribuyó con 20 unidades para que el Heat superara el miércoles 101-97 a Charlotte y tomara una ventaja de 2-0 en la serie de la primera ronda de los playoffs.

"Podemos jugar mejor basquetbol", dijo James. "No hemos dado nuestro mejor juego".

Dwyane Wade anotó 15 puntos, además de robar un balón en los últimos segundos, lo que selló el triunfo de Miami. Mario Chalmers añadió 11 tantos por el Heat.

Michael Kidd-Gilchrist aportó 22 unidades a la causa de Charlotte, que recibió también ayuda de Al Jefferson, con 18 puntos y 13 rebotes. Jefferson lució pese a sufrir un tirón en la planta del pie izquierdo, y acertó nueve de 23 disparos de campo.

Kemba Walker añadió 16 tantos y Gerald Henderson sumó 15, por los Bobcats.

El tercer partido de la serie se realiza el sábado por la noche en Charlotte.

Los Bobcats perdían por tres puntos con 10 segundos por jugarse, pero nunca lograron meter una canasta que empatara el marcador. Wade le robó el balón a Chris Douglas-Roberts cuando quedaban tres segundos en el reloj, hizo un tiro libre y eso fue suficiente para la victoria del Heat, el cual dejó escapar una amplia ventaja en la primera mitad y luego vio que otra en el último cuarto quedaba reducida a casi nada.

Es difícil encontrar alguna buena noticia para Charlotte luego de este déficit de dos partidos y las preocupaciones de una lesión que giran en torno a su mejor jugador. No solamente han caído los Bobcats en 18 partidos consecutivos ante Miami, sino que el Heat no ha perdido ninguna de sus 11 series previas de postemporada en las que ha adquirido una ventaja de 11 puntos.

James, entre su época en Cleveland y el tiempo que lleva en Miami, lleva foja de 11-0 en situaciones así. Wade ha formado parte de nueve ventajas previas de 2-0 con el Heat, y seis de esas series concluyeron en no más de cinco partidos.

La ventaja de Miami era de 91-77 a la mitad del cuarto período, y después de dejar que se escapara una amplia ventaja en la primera mitad pareció como que el Heat finalmente tenía un colchón de respaldo.

Pero unos minutos después las cosas se veían muy distintas.

Walker, Kidd-Gilchrist y Douglas-Roberts se combinaron para generar una seguidilla de 10-0, lo que acercó a los Bobcats 91-87.

AP