18 de enero de 2014 / 04:25 a.m.

Si el ex tight end de los Patriots de Nueva Inglaterra, Aarón Hernández, desea saber el marcador del partido del domingo por el título de la Conferencia Americana (AFC), tendrá que enterarse por algún guardia o algún recluso en la prisión en la que se encuentra.

"No se le permite ver nada de televisión", dijo el viernes a The Associated Press el jefe de la policía del condado de Bristol, Thomas Hodgson.

"Para que alguien se enterara del marcador, sólo que lo escuchara de algún guardia", apuntó. "(Hernández) podría oírlo de algún otro preso si éste hiciera una llamada a su casa y lo gritara", agregó.

Hernández fue parte de una poderosa pareja de tight ends con los Patriots; él y Rob Gronkowski atraparon 106 pases y lograron 16 touchdowns en 2012.

Sin embargo, Hernández se ha perdido toda la campaña después de que lo acusaran en junio de homicidio por la muerte con arma de fuego de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol americano de 27 años.

Los Patriots dieron de baja a Hernández el día en que fue arrestado y el ex jugador se declaró inocente.

La policía también investiga si Hernández pudo haber estado implicado en un tiroteo ocurrido en 2012 en el que murieron dos personas en Boston.

Hernández permanece preso sin derecho a fianza en la cárcel del condado de Bristol en North Dartmouth, Massachusetts, bajo "régimen especial", clasificación que sólo le permite salir durante tres horas de su celda.

No se le permite salir de la celda al mismo tiempo que otro recluso, ni puede ver televisión, afirmó Hodgson.

El jefe policial dijo que cuatro presos ocupan la unidad de ocho celdas y pueden conversar entre ellos a través de las puertas de sus celdas. Hernández tiene privilegios telefónicos, pero no necesariamente coincidirán con el tiempo del partido.

Otros presos en la penitenciaría pueden ver televisión durante dos horas por la noche y por lo general prefieren ver deportes, dijo Hodgson. "Incluso ellos no podrán ver los dos partidos", afirmó.

Como las transmisiones relacionadas con el partido del domingo comenzarán a las tres de la tarde, los presos de ese lugar podrían ver el final del partido por el título de la Conferencia Americana durante el espacio regular que les corresponde de las seis de la tarde a las ocho de la noche.

Si los Patriots derrotan el domingo a los Broncos de Denver por el pase al Super Bowl, la población general de reclusos podría ver más o menos los primeros 90 minutos del partido, que comenzará alrededor de las 6:30 de la tarde hora del Este de Estados Unidos.

AP