4 de abril de 2014 / 02:10 a.m.

El seleccionador mexicano, Miguel Herrera, aseguró que el empate 2-2 en el amistoso de este miércoles con Estados Unidos demostró que México ya no "baja los brazos" ni se da por derrotado de manera anticipada."La conclusión que saco, y que puedo decir, es que este equipo ya se acostumbró a no bajar los brazos, a no sentirse derrotados", apuntó Herrera en una conferencia de prensa a su llegada a México después del partido jugado el miércoles en Phoenix, Estados Unidos.Herrera reconoció que México tuvo "45 minutos muy malos" al recibir dos goles en el primer tiempo, y "45 minutos muy buenos" al referirse a los dos goles que logró en el complemento para sacar el empate.Según Herrera, el equipo tuvo un comportamiento que dejó en claro que está listo para "salir de las adversidades que pueda encontrar en el camino y se puedan plantar".Calificó el partido contra los estadounidenses de "bastante atractivo" y apuntó que el equipo tiene que trabajar para que no solo tenga 20 o 45 minutos muy buenos, sino 90 con atención y determinación.El técnico dijo que este trabajo se hará una vez que se tengan los 23 jugadores convocados para principios de mayo al considerar que tendrán el tiempo suficiente para afinar los detalles para el Mundial de Brasil 2014.México debutará el 13 de junio en el Mundial contra Camerún; el 17 enfrentará a Brasil y el 23 a Croacia, en la actividad del grupo A.

AGENCIAS