10 de junio de 2014 / 04:34 p.m.

Este jueves es la inauguración del Mundial en Sao Paulo, en punto de las 14:00 horas Brasil se medirá a Croacia y en el once de los europeos habrá un amazónico con el corazón dividido.

Y es que el mediocampista Eduardo tiene ya tiempo jugando como croata con la escuadra europea y aunque dejará todo en la cancha por llevarse el triunfo ante sus paisanos, en las tribunas su familia igualmente estará "torciendo" por los dos países.

Y la mejor muestra la dio hoy el pequeño Matheus Eduardo, de ocho años, que apareció hoy jugando en la playa vistiendo una camisa con los colores de ambas selecciones. Del lado derecho los cuadros rojos y blancos y del otro la verde amarelha, con el escudo de la Confederación Brasileña de Futbol y el número 22 en el pecho.

ROBERTO FLORES