9 de enero de 2014 / 01:09 a.m.

El exinternacional alemán Thomas Hitzlperger recibió apoyos del mundo del deporte y de la política en Alemania tras declararse homosexual en una entrevista del semanario alemán "Die Zeit".

Del lado de la política, el portavoz del gobierno alemán, Steffen Seibert, celebró la decisión del exjugador y dijo que en Alemania nadie tiene razones para temer discriminación a causa de su orientación sexual.

El presidente de la Federación Alemana de Fútbol, Wolfgang Niersbach, dijo que su respeto hacia Hitzlperger incluso había crecido tras su declaración.

"Durante sus años en la selección alemana Thomas Hitzlperger fue siempre un ejemplo por que el tuve el máximo respeto. Ahora ese respeto se hace todavía más grande", dijo Niersbach.

Entre quienes elogiaron la decisión de Hitzlperger estuvo también el internacional alemán Lukas Podolski y el seleccionador alemán Joachim Löw.

"Hablo de mi homosexualidad porque quiero impulsar la discusión sobre el homosexualismo en el deporte profesional", dijo el exjugador, cuatro meses después de dar por terminada su carrera, en su entrevista con "Die Zeit".

El reconocimiento de su propia homosexualidad fue para Hitzlperger un proceso largo y difícil. "Sólo en los últimos años tuve claridad acerca de que preferiría vivir con un hombre", dijo.

Hitzlperger, de 31 años, jugó entre 2004 y 2010 52 partidos con la selección alemana y defendió los colores del Aston Villa y del Everton, en Inglaterra, del Stuttgart -equipo en el que fue capitán- y del Wolfsburgo en Alemania y del Lazio Roma en Italia.

El exinternacional es el primer futbolista que habla abiertamente sobre su homosexualidad en Alemania.

Hitzlperger dijo que nunca se había avergonzado de su homosexualidad pero admitió que muchos chistes sobre homosexuales que se hacen en los vestuarios no habían sido para él fáciles de soportar.

El verano pasado, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) había hecho un llamamiento para que los jugadores homosexuales "salieran del armario".

AGENCIAS