18 de junio de 2014 / 07:13 p.m.

Holanda, que en el debut había goleado 5-1 a España, suma seis puntos tras imponerse con los tantos de Arjen Robben, Robin Van Persie y Memphis Depay.

 

La selección holandesa de fútbol sufrió más de lo esperado el miércoles para derrotar 3-2 a Australia en un emocionante partido pero mantuvo su racha perfecta en el Grupo B del Mundial, quedando a un paso de la clasificación a los octavos de final.

Holanda, que en el debut había goleado 5-1 a España, suma seis puntos tras imponerse con los tantos de Arjen Robben, Robin Van Persie y Memphis Depay a los 20, 57 y 67 minutos.

El equipo de Louis van Gaal podría sellar su paso a la instancia de los 16 mejores si el campeón defensor España no logra ganarle a Chile más tarde el miércoles.

Tim Cahill y Mile Jedinak, de penal, marcaron a los 21 y 54 para Australia, que con este resultado sumó dos derrotas y se quedó sin posibilidades de avanzar de ronda.

El desarrollo del partido dio por tierra con la idea de que Australia era un rival fácil y probó que el entrenador Louis van Gaal tenía razón cuando dijo el martes que su equipo iba a sufrir los embates en ofensiva del rival.

Pero finalmente el poder de fuego holandés prevaleció.

Robben abrió el marcador a los 20 minutos cuando corrió desde la mitad de la cancha antes de superar al arquero rival Mat Ryan para sumar su tercer tanto en el Mundial.

Australia reaccionó de inmediato y Cahill igualó un minuto después con una preciosa volea de pierna izquierda al tomar de aire una habilitación de un compañero, en uno de los goles más bonitos del torneo.

El equipo oceánico sorprendió en el inicio del segundo tiempo cuando se puso en ventaja con el penal de Jedinak luego de que un remate de Oliver Bozanic diera en el brazo de Daryl Janmaat.

Pero Van Persie igualó el marcador nuevamente cuatro minutos más tarde y alcanzó a Robben con tres tantos en el torneo. El atacante deberá esperar para aumentar su marca, ya que sumó su segunda amarilla en el torneo y se perderá el próximo partido, ante Chile.

"El Mundial es el mejor torneo del mundo, con todos los mejores jugadores del mundo, y es muy complicado. Australia fue un rival difícil y la próxima semana volverá a ser difícil", dijo Van Persie.

"Estoy muy contento con el resultado, especialmente porque no puedo jugar el próximo partido", agregó.

Holanda mantuvo su instinto de ataque y el suplente Depay le dio la victoria a Holanda a los 68.

AGENCIAS