19 de noviembre de 2013 / 09:03 p.m.

Inglaterra.- Definitivamente las promesas son para cumplirse. Jack Hake un hombre de 93 años saltó desde 3 mil metros de altura con las cenizas de su esposa Victoria en Inglaterra.

Además de la valentía que requiere un salto en paracaídas, Hake tuvo que lidiar con su bypass triple al corazón y su ceguera parcial. La esposa de Hake falleció víctima de una enfermedad degenerativa, por lo que en determinado momento optaron por recaudar fondos para la salud de ambos.