REDACCIÓN
29 de julio de 2014 / 02:34 p.m.

Melky Cabrera, jonronero de los Azulejos de Toronto, no sólo depositó un cuadrangular anoche sobre el "Monstruo Verde" de Fenway Park en Boston, además destrozó el parabrisas de un auto en el estacionamiento.

La dueña tuvo que ir hasta donde estaba estacionado su vehículo para atestiguar que la pelota se había estrellado en el vidrio frontal, dejándolo inservible.

En el partido, que Toronto ganó por paliza de 14 carreras a 1, Cabrera finalizó con dos cuadrangulares conectados y cinco carreras producidas.