21 de mayo de 2014 / 02:32 p.m.

El asturiano Luis Enrique Martínez fue presentado este miércoles como nuevo entrenador del FC Barcelona, y afirmó que “hoy empieza un nuevo Barça” , aunque no dio pistas de altas y bajas. Firmó para las dos próximas temporadas.

 “Hoy es un día muy ilusionante, es un día muy especial en el que empezamos a construir un nuevo Barça. Un Barça que recoja todos los resultados que buscamos. Cuando me marché del Barça me dijeron que era un ‘hasta luego’ y han cumplido su palabra”, expresó acompañado en la rueda de prensa por el presidente blaugrana, Josep Maria Bartomeu, y el Director Deportivo del club, Andoni Zubizarreta.

 Para Luis Enrique, ex jugador del Real Madrid, flanqueado por una enorme imagen suya con el lema “Benvingut al Barça” (Bienvenido al Barça), éste es un día en el que “se cumple todo a lo que aspira un entrenador”.

 “El Barça es el primero que confió en mi cuando no tenía ninguna experiencia como entrenador. Sé la dificultad que tiene el proyecto”, añadió el entrenador que en su momento se declaró arrepentido de haber jugado en el Real Madrid.

 En su oportunidad, el presidente Josep Maria Bartomeu declaró que le hacía una “especial ilusión” presentar a Luis Enrique como nuevo entrenador. “Nos hace ser bastante optimistas y positivos. Como presidente del Barça, que tengas mucha suerte. Trabajo tienes, pero eres muy capaz. Gracias por haber aceptado nuestra oferta”.

 Luis Enrique viene de dirigir al Celta de Vigo, a quien salvó del descenso, anteriormente dirigió a la Roma, donde fracasó y ni siquiera llevó al equipo a la fase previa de la Europa League, por lo que fue despedido mucho antes de concluir la temporada.

 Antes, eso sí, brilló dirigiendo en las categorías menores del Barcelona. Al asturiano se le conoce por su mal carácter y sus enfrentamientos constantes con la prensa.

 Aquí en España se dice que el nuevo cargo le queda grande al asturiano, quien por lo pronto esta tarde sí estuvo de buen humor.

José Antonio López