8 de febrero de 2014 / 01:29 a.m.

Aunque Christian Giménez ya está listo para jugar el próximo domingo ante Atlante, después de recuperarse de una contractura en la pantorrilla izquierda, el mismo 'Chaco' descartó que vaya a ser titular, incluso aseveró que el rendimiento de Mauro Formica le ha dado los merecimientos para continuar en el once de Luis Fernando Tena.

"El equipo se vio muy bien y ahora a esperar algún lugar, hoy no tengo lugar en el equipo, el funcionamiento ha sido perfecto y yo por qué voy a pedir algún lugar, realmente uno tiene que trabajar, hoy me toca estar desde afuera y debo aportar lo mío.

"A mí no me asusta ir al banco, soy una persona que sabe que, como dijo el Profe Tena, son de momentos y los puestos no son eternos y acá nadie tiene el puesto asegurado. Así se saca lo mejor de cada jugador y comprometes a todo el grupo, sabiendo que por más nombre que tenga hoy, si no estás y te sacaron el puesto, vas a esperar y estarás afuera, a mí me parece muy bien y aplaudo al equipo que se ve bien desde afuera, la verdad que el funcionamiento está bien, estoy feliz con el grupo".

Incluso, el jugador afirmó que no por ser uno de los jugadores más conocidos de Cruz Azul ya tenga un lugar seguro en el once titular; al contrario, enfatizó que debe ganarse el derecho de arrancar nuevamente.

"Lo están haciendo bien, están jugando bien, ¿por qué me van a poner?, ¿por qué soy Christian Giménez? Creo que los muchachos esperaron su oportunidad en su momento, vivieron lo que estamos viviendo hoy de estar afuera, se les presentó la oportunidad y lo hicieron bien, así que nosotros debemos de apoyar".

PREOCUPADO POR LAS LESIONES

Desde que llegó a Cruz Azul, Christian Giménez ha padecido diversas lesiones que lo han marginado en total de 20 partidos de Liga; es decir, más de un torneo. El 'Chaco' confesó que sí le preocupa el hecho de que ahora se lesione más que antes, pero entiende que son las consecuencias de la edad y los riesgos de la profesión.

"Pasan los años, si te pones a analizar soy un jugador que no tuvo muchas lesiones y realmente hoy lo que antes me llevaba una semana o dos, hoy me lleva más tiempo. Ésta me llevó más tiempo de lo que me esperaba y llegó un momento que parecía que nunca iba a salir, al principio de esta semana parecía que no iba a salir, pero voy de a poquito sin volverme loco, aunque es difícil mantener la calma. Sí me preocupa el hecho de lesionarme, pero es parte de nuestra profesión y no puedo hacer nada al respecto".

EDUARDO ESPINOSA