AP
26 de mayo de 2014 / 01:21 a.m.

El final valió la espera para Ryan Hunter-Reay, que requirió una serie de audaces maniobras para evitar que Helio Castroneves hiciera historia.

Hunter-Reay se convirtió el domingo en el primer estadounidense desde 2006 en ganar las 500 Millas de Indianápolis, realizando un adelantamiento espectacular sobre el brasileño prácticamente en la meta.

Hunter-Reay ganó por 60 centésimas —el segundo final más reñido de la historia de la carrera desde que Al Unser Jr. derrotó a Scott Goodyear por 43 centésimas en 1992.

"Soy un joven estadounidense orgulloso, eso es seguro", dijo Hunter-Reay en el podio. "He visto esta carrera desde que estaba sentado en pañales en el suelo delante de la TV. Esto es historia estadounidense, esta carrera, esto es la tradición estadounidense".

Castroneves, que trataba de convertirse en el cuarto piloto en ganar por cuarta vez las 500 millas, se tuvo que conformar con el segundo lugar.

Necesitó varios minutos para recobrar la compostura, sentado en su auto, cabizbajo y con el casco puesto. El brasileño dijo que una precaución a 10 vueltas del final lo sacó de ritmo, cuando salió la bandera roja para que los trabajadores limpiaran la pista y repararan un muro.

"Fue una gran batalla", sonrió. "La verdad, me estaba divirtiendo mucho. Desafortunadamente quedé segundo. Está bien, pero el segundo lugar no es a lo que aspiro, ¿saben?"

Marco Andretti fue tercero, seguido por los colombianos Carlos Muñoz y Juan Pablo Montoya.

El año pasado, Hunter-Reay fue rebasado cuando quedaban tres vueltas para el final y terminó tercero. Pero después de cambiar la punta con Castroneves tras un reinicio con seis vueltas para el final, fue el piloto de Andretti Autosport el que hizo el decisivo adelantamiento final.

Pero tras alternar la punta con Castroneves en tres ocasiones, incluyendo un dramático rebase por dentro en la curva 3, Hunter-Reay hizo el adelantamiento decisivo al momento en que ambos autos recibían la bandera blanca.

"A fin de cuentas, se puede ser estúpido o valiente, creo que estuvimos al límite los dos", señaló Castroneves. "Estoy contento que los dos salimos bien. Pero también triste porque no terminé tan bien como quisiera".

Kurt Busch llegó sexto en su primera carrera del día. Voló de inmediato a Carolina del Norte para la carrera de NASCAR el domingo por la noche.