7 de agosto de 2013 / 01:47 p.m.

 Inaugurada el 11 de octubre de 1978 por el entonces secretario deEducación Pública, Fernando Solana Morales, y por quien en ese tiempo era el presidente del Grupo Industrial Alfa, Bernardo Garza Sada, la icónica edificación mide 40 metros de diámetro por 34 metros de altura. Su estructura fue realizada a base de concreto armado y recubierta de aluminio, y desde entonces y a la fecha es un referente arquitectónico para visitantes nacionales y extranjeros. Es obra de los arquitectos Fernando Garza Treviño, Samuel Weiffberg y Efraín Alemán Cuello.

Su concepto es el de museo interactivo de ciencia y tecnología, algo sin precedentes para la época. El museo cuenta un una pantalla IMAX DOME o con sistema de proyección hemisférica, la cuarta sala en el mundo y la primera en América Latina en adoptar este sistema.

El domo mide 24 metros de extensión, sobre el que se proyecta una imagen nítida que no tiene paralelo y un sistema de audio de seis canales, combinación de

pantalla, luz y sonido que hacen que el espectador se sienta parte de la acción proyectada. El primer director del centro cultural fue Guillermo Schmidhuber de la Mora.

La razón de ser de este museo es fomentar el interés de la infancia y la juventud por desarrollar sus capacidades de aprendizaje, potencial cognitivo, emocional y estético a través del entretenimiento, experimentación e interacción, con ayuda de la ciencia y la tecnología.

En 1988, con motivo del aniversario número 10 del museo, fue inaugurado el pabellón “El Universo”, que alberga el único vitral realizado por el artista plástico Rufino Tamayo.

En ocasión del 20 aniversario del museo, en 1998, se inauguró el observatorio astronómico, considerado el observatorio público más grande de México.

El Planetario Alfa es miembro de la Association of Science Technology Centers, el Giant Screen Cinema Association, la Asociación Mexicana de Museos y Centros de Ciencia y Tecnología, la Red de Popularización de Ciencia y la Federación Mexicana de Amigos de Museos.

Motivo de orgullo

El museo, construido por el Grupo Industrial Alfa, fue inaugurado en octubre de 1978. En su tiempo sentó un precedente en materia de difusión cultural y educación a través de la ciencia y la tecnología.

En el aniversario número diez de su apertura, fue inaugurado el pabellón El Universo, con un vitral único en su tipo realizado por el artista plástico Rufino Tamayo. Mide 8.30 metros de altura y 7.50 de ancho con casi 60 de superficie.

La construcción tiene forma de cilindro inclinado, posee cinco niveles independientes y un multiteatro construido de concreto armado con recubrimiento de aluminio estriado. En 1998 se inauguró el observatorio astronómico.

Planetario será convertido en zona habitacional

— EDUARDO MENDIETA