18 de septiembre de 2014 / 03:22 a.m.

Fiesta en La Corregidora por el debut de Ronaldinho; sin embargo, al minuto once del Querétaro vs. Tigres, válido por Copa MX, un cohetón estalló cerca de Enrique Palos, portero del equipo regio.

El guardameta de UANL inmediatamente a la detonación se llevó las manos al oído en evidente señal de molestia, aunque el impacto no pasó a mayores.

A los pocos minutos del hecho, la seguridad del estadio identificó a quien supuestamente lanzó el objeto a la cancha.

Cabe señalar que en el Omnilife de Guadalajara, un par de fanáticos revelaron una manta con la leyenda "Chi-vas a descender", lo que provocó un altercado en las gradas del inmueble; incluso, seguidores del Rebaño golpearon a las personas que desplegaron el anuncio.

CORTESÍA LA AFICIÓN