14 de marzo de 2013 / 02:46 p.m.

Monterrey • El reconocimiento no solo es para Ignacio Bosque, sino para los lingüistas, aquellos profesionales de la lengua que muchos desconocen.

Ignacio Bosque Muñoz (Albacete, España, 1951) recibió el Premio Internacional Alfonso Reyes, siendo uno de los pocos lingüistas que reciben un galardón destinado principalmente a escritores.

Así lo mencionó durante sus estadías en la Capilla Alfonsina de la UANL y el Palacio de Gobierno, donde fue reconocido por autoridades culturales del estado así como por la Universidad Regiomontana, la UANL, el Tecnológico y la Universidad de Monterrey.

“"Se han arriesgado ustedes mucho al añadir a esa relación de ilustres escritores el nombre de un simple lingüista que escribe áridos estudios sobre la morfología, la sintaxis o el léxico de nuestra lengua"”, recitó en Palacio de Gobierno.

Creado hace 41 años por iniciativa del crítico literario Francisco Zendejas, el Premio Internacional Alfonso Reyes se ha otorgado –entre otros- a escritores de la talla de Jorge Luis Borges (1973), Paulette Patout (1983), Margit Frenk (2006) o a Mario Vargas Llosa (2010).

En posterior entrevista, Ignacio del Bosque destacó el papel que hacen los profesionales de su rama en la investigación del lenguaje.

“"Nosotros no somos escritores ni creadores, más bien somos técnicos del idioma. Hago extensivo el premio a los lingüistas que trabajan en el español"”, reconoció.

SABER CÓMO HABLAMOS

Por la mañana, Ignacio Bosque acudió a la Capilla Alfonsina de la UANL, en donde develó la placa conmemorativa que tradicionalmente decora el vestíbulo del recinto universitario. Ahí estuvieron tanto Alicia Reyes, nieta de Alfonso Reyes, y Alicia Zendejas, esposa del creador del premio.

Si bien declaró no ser un estudioso de la obra de Alfonso Reyes, Bosque Muñoz se declaró un admirador de la prosa del llamado Regiomontano Universal.

“"Aunque solo estoy familiarizado con una parte de su inmensa obra, he disfrutado enormemente todos los ensayos salidos de su pluma que hasta el momento he podido leer"”.

Bosque es el principal referente en la Nueva gramática de la lengua española (Espasa, 2009), por lo que hoy en día es el lingüista con mayor reconocimiento en español.

De este idioma, en particular, dijo que somos muchos los pueblos que la comparten (21 países) por lo que la importancia de su estudio radica en que “"es bueno saber la forma en que hablan los demás para uno saber como habla"”.

HABLAR EN LA RED

Símbolos y abreviaturas al escribir en un celular, o 140 caracteres, son nuevas formas de expresarse en internet de las nuevas generaciones, pero en opinión de Bosque esta situación no representa mayor problema.

Esta situación, abundó, no modificará el lenguaje en corto plazo.

“"Algunos de nuestros signos clásicos proceden de abreviaciones pero no creo que eso se vaya a generalizar, no creo que el lenguaje en los móviles trasciende"”.

¿PROHIBIR PALABRAS?

La reciente resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación de considerar a expresiones –o palabras- como “"maricón"” o “"puñal"” como violaciones a los derechos fundamentales por no estar protegidas por la libre expresión sorprendió a Ignacio Bosque.

Si bien dijo no conocer el caso, también añadió que no sabía de resoluciones parecidas.

“"No sé si se han prohibido palabras por una corte judicial. Esto de México no lo sabía, tendré que informarme"”.

Más tarde, en el discurso que pronunció en Palacio de Gobierno, abundó un poco sobre el tema de la prohibición de palabras.“"A muchas personas les parece extraño que un lingüista pueda ser otra cosa que un policía de la lengua… No sólo no inventamos las palabras con sus propiedades, sino que son más bien ellas las que nos inventan a nosotros”.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS