26 de mayo de 2014 / 10:49 p.m.

 

Durante el Mundial de Sudáfrica 2010, Iker Casillas solo permitió que le marcaran dos goles. Así se convirtió en un de los porteros menos goleados en la historia de la Copa Mundial.

Fabien Barthez consiguió lo mismo en Francia 1998 y Gianluigui Buffon lo repitió en Alemania 2006.