Joaquín Jiménez -@joakjimenez
18 de septiembre de 2015 / 10:01 a.m.

El ex-jugador y capitán de Real Madrid, Iker Casillas, rompió el silencio en torno a su relación con el técnico Jose Mourinho asegurando que el ‘’fue el único señalado’’.

Se dijo molesto por la reacción de la gente con sus abucheos. ‘’Lo que me encabronaba es que nos estábamos jugando la Liga y se centraban en mí en un saque de puerta".

Lo acusaban de no entrenar y de llevar un ritmo relajado dentro del equipo, pero Iker dijo no ser así, al contrario, buscaba lo mejor para el cuadro merengue.
"Se decía que no entrenaba, que era poco profesional, que era un topo,que pensaba más en la Selección que en el Madrid. Yo no voy a juzgar lo que el club hizo. Hablo de lo que hice yo, que fue callarme y mirar por el club".

El español dijo estar consiente de que no le puede caer bien a todo mundo, pero que no cambiará su manera de ser, profesional. "La gente olvidará lo que pasó y se quedará con mi figura. En cualquier caso, soy consciente de que no puedo gustar a todo el mundo, pero eso no es mi culpa. Soy así, así seguiré y así terminaré".