31 de diciembre de 2014 / 12:07 a.m.

 

En las últimas horas el futbol mexicano fue sacudido, ante el anunció del fichaje del zaguero mexicano Miguel Layún por el Granada de la primera división española.

Antes de integrarse a esta escuadra, el ahora ex capitán del América jugará en calidad de préstamo con el Watford, club que actualmente juega en la segunda división inglesa.

Este movimiento no representa ninguna novedad para los aficionados de ambos equipos, debido a que tienen al mismo dueño.

Tanto el club ibérico como la escuadra británica, son propiedad del empresario italiano Giampaolo Pozzo.

Al lado de su hijo Gino, han creado junto un imperio en el mundo del balompié, el cual comenzó desde el Udinese.

Giampaolo compró al conjunto italiano en 1986, pero fue hasta la llegada de Gino a la directiva en 1993 que su negocio comenzó a expandirse.

Basados en una política de scouts, el conjunto albinegro se consolidó como un competidor tradicional de la Serie A, al igual de un participante cada vez más común en competencias europeas.

Su política de observadores los llevó a tener en sus filas a destacados jugadores como Oliver Bierhoff, Vicenzo Iaquinta, Antonio Di Natale, Alexis Sánchez y Gokhan Inler.

En el 2009 comenzó su idilio con el Granada, al comprar un paquete de acciones de esta escuadra.

Los "Nazaríes" lograron su ascenso a la primera división española en el 2011, categoría en la que se mantienen actualmente.

Su relación con la escuadra británica comenzó en el 2012, la cual está actualmente buscando su lugar en la Premier League.

Actualmente el Watford cuenta en su plantilla con Gabriele Angella, Joel Ekstrand, Fernando Foriesteri, Matej Vidra, Almen Abdi,, Odion Ighalo, provenientes del Udinese.

Mientras que Daniel Pudil, Ikechi Anya llegaron desde el Granada.

El imperio de los Pozzo podría crecer aún más, debido a sus nexos con el Cádiz y el Hércules de España, el Siena de Italia, al igual que el FC Koper de Eslovenia.

RAFAEL RIVERA