27 de octubre de 2014 / 01:01 a.m.

La acción del domingo dentro de la Semana 8 de la NFL inició más temprano de lo normal. Lo bueno es que tuvimos una hora más de dormir por el cambio de horario. Pero con el partido de Atlanta y Detroit a las 07:30 de la mañana pues el dramatismo se vivió desde temprano.

Primero los Leones regresaron de una desventaja de 21-0 al medio ante Atlanta para triunfar 22-21 con un gol de campo de 48 segundos en la última jugada del partido. Los Falcons hicieron todos los errores posibles para dejar ir un triunfo seguro. Permitieron un touchdown en una segunda oportunidad y 35 yardas, Matt Ryan lanzó un intercepción de regalo y cuando Detroit ya no tenían tiempos fueras cometieron castigos y jugadas que detuvieron el reloj que abrió la puerta a la derrota.

¿Quién decía que había algo malo con los Patriotas y Tom Brady? Nueva Inglaterra apaleó a los Osos de Chicago al anotarles 51 puntos. Brady lanzó cinco pases de anotación y sólo cinco pases incompletos. Tres de esos cinco touchdowns fueron para Rob Gronkowski.

Los Bills siguen ganando tienen marca de 5-3 pero los Jets son un desastre. El pobre Rex Ryan ya ni sabe qué hacer en la posición de quarterback. Geno Smith y Michael Vick fueron responsables para tres pérdidas de balón cada uno.

En el mundo no existe un mejor desodorante que la victoria. Después de dos derrotas, los Halcones Marinos de Seattle habían estado escuchando toda la semana de reportes de divisiones en el vestidor y cuestionando al quarterback Russell Wilson por "no ser suficientemente negro". 

Después de la serie final para vencer a las Panteras, todos los jugadores y coaches respaldaron a Wilson y la actitud de los jugadores.

El menospreciado Ben Roethlisberger ganó en un duelo a Andrew Luck de los Potros al lanzar para 522 yardas y seis pases de anotación. Big Ben se convierte en el primer quarterback en la historia en tener dos juegos de mínimo 500 yardas. Mientras que los seis touchdowns es un récord de franquicia.

La carrera por el título divisional Norte en la Conferencia Americana se debe decidir hasta la última semana. Todos equipos tienen marca ganadora. Cincinnati venció por segunda vez en el año a Baltimore y recuperan el primer lugar al tener marca de 4-2-1. Baltimore y Pittsburgh tienen récord de 5-3 y Cleveland 4-3.

El mejor juego del día fue la victoria de Arizona ante Philadelphia. Faltando 1:21 por jugar, Carson Palmer completó pase de anotación de 75 yardas a John Brown para poner al frente a Arizona 24-20. Todavía Nick Foles dirigió a Philadelphia a la yarda 16 para una última jugada. Foles completó un pase con Jordan Matthews pero fue empujado fuera de las diagonales para que no contará la anotación. Bruce Arians ha demostrado ser un gran entrenador en jefe para los Cardenales ya que los tiene con su mejor arranque en una campaña (6-1) desde 1974 cuando estaban en St. Louis.

JOSÉ MANUEL VILLALVA