19 de febrero de 2013 / 11:13 p.m.

Berlín • El Museo Staedel de Fráncfort presentó hoy la exposición "Belleza y Revolución", que permanecerá abierta hasta el próximo 26 de mayo y cuyo propósito es resaltar el arte del Neoclasicismo y el impulso que éste supuso para el Romanticismo.

La muestra, que abrirá sus puertas al público mañana, reúne cerca de cien obras realizadas entre 1771 y 1820 por artistas como Anton Raphael Mengs, Thomas Banks, Antonio Canova, Jacques-Louis David o Jean-August-Dominique Ingres, según informaron fuentes del museo en un comunicado.

La exposición incluye ejemplos del llamado "Neoclasicismo Romantico" y es la primera que se lleva a cabo en Alemania que abordar las diferentes facetas del estilo neoclásico.

Según explicaron las mismas fuentes, "Belleza y Revolución" explora la influencia decisiva de la antigüedad clásica en los artistas de la época a través de esculturas, pinturas e impresiones de colecciones de todo el mundo distribuidas en tres secciones diferentes.

La primera sección se centra en la producción de arte en Roma y cómo los artistas, influenciados por los cánones estéticos de Roma y Grecia, tenían visiones distintas sobre una misma cosa.

Esta sección la abren dos de las esculturas de mármol de la diosa griega Hebe que más veces han sido comparadas y que se exhiben juntas por primera vez desde su creación: la versión de Antonio Canova y la de Bertel Thorvaldsen.

La segunda sección contiene escenas históricas y mitológicas que sirven de ejemplo de cómo se sacaban de éstas valores intemporales que podían aplicarse a situaciones contemporáneas.

Por su parte, la tercera sección profundiza en la manera en la que los sentimientos y las pasiones fueron representados en los trabajos de esta corriente artística, donde las obras de Canova o David resultan imprescindibles.

La exposición está patrocinada por los Fondos para la Cultura RheinMain, dentro del contexto del proyecto "Impuls Romantik", por la Fundación Cultural de Hesse y por la ciudad de Fráncfort.

EFE