REDACCIÓN
12 de junio de 2014 / 06:28 p.m.

Arrancó la ceremonia inaugural del Mundial de Brasil y contrario a otras justas las gradas de la Arena Corinthias no lucieron llenas.

Poco después de la una de la tarde, tiempo de México, se dio inicio a esta celebración llena de colorido, pero sin tener en las gradas el ambiente que se esperaba.

No se sabe si las protestas, problemas en el transporte colectivo o el metro, o el tráfico de la principal urbe brasileña hayan sido un factor para que las tribunas no estuvieran llenas en la inauguración.