7 de junio de 2013 / 01:57 a.m.

 México • Con la profesionalización de la enseñanza de música de mariachi como principal objetivo, este jueves se inauguró la Escuela del Mariachi Ollin Yoliztli Garibaldi, cuyo plan de estudios incluye la preservación de estilos y repertorios antiguos.

La directora de la institución, Leticia Soto, detalló que el principal interés de la escuela es profesionalizar el género del mariachi, por lo que trabaja en conjunto con la Secretaría de Educación Pública la acreditación para otorgar certificados a nivel técnico profesional.

Explicó que los egresados podrán obtener el título de Técnico Profesional en Ejecución Musical, y el plan de estudios contempla historia de la música de Mariachi, ensambles, repertorios y cuestiones técnicas.

Además, los alumnos reciben clases de solfeo, teoría de la música, armonía y canto, "todos los estudiantes deben ser afinados en la vocalización, ya sea como solistas o en los coros", destacó Soto.

Adelantó que ya se está pensando en la creación, en un futuro, de una licenciatura, además de entablar convenios con universidades de Estados Unidos, para realizar intercambios estudiantiles durante el Verano.

Federico Bañuelos, director del Centro Cultural Ollin Yoliztli comentó que una de las motivaciones para la creación de la Escuela responde a que en algunos países como Estados Unidos y Japón se ofrece oferta educativa en esta área, y en México no la había.

En su oportunidad, Paloma Jiménez, hija del compositor mexicano José Alfredo Jiménez, aplaudió la creación de La Escuela del Mariachi, "es algo que nos hacía falta porque el mariachi es algo que nos representa como mexicanos en todo el mundo".

Aunque este jueves se realizó la inauguración oficial de La Escuela del Mariachi, ésta inició sus actividades en octubre pasado, por lo que la primera generación integrada por 85 alumnos se graduará en los próximos días y se espera que para el nuevo ciclo la cifra aumente a por lo menos cien alumnos.

Ubicada en el corazón de la Plaza Garibaldi, la escuela rinde homenaje a los pioneros del género, por lo que su Auditorio lleva el nombre del Mariachi Vargas de Tecalitlán y los salones reciben los nombres de Miguel Martínez, Rigoberto Alfaro, Gaspar Vargas, Cutberto Pérez, entre otros.

 — NOTIMEX