CARLOS NELLI
26 de marzo de 2014 / 01:07 a.m.

Jesé, mediocampista del Real Madrid, sufrió de un incendio en su domicilio.

 

Después de una semana de la grave lesión de rodilla ante el Schalke, en la que tuvo que ser intervenido, el canterano blanco sufrió un incendio en el sótano de su departamento recién alquilado, donde estaba realizando unas obras de insonorización.

Todo esto ocurrió alrededor de las 18.30 horas, en la casa de el jugador que esta situada en la exclusiva urbanización de La Finca, en la madrileña localidad de Pozuelo, Jesé, junto a su hijo pequeño y a un amigo, solo tuvieron tiempo de refugiarse a toda prisa en el jardín para evitar una tragedia.

Al parecer, antes de producirse el incendio se pudo escuchar una fuerte explosión que les puso en alerta.

El amigo y el hijo del jugador lograron escapar del jardín saltando la valla. Sin embargo, a Jesé, recién operado de la rodilla y obligado a ayudarse de muletas para caminar, le resultó imposible abandonarlo y tuvo que esperar a ser rescatado por los bomberos, que llegaron hasta allí a los pocos minutos.

Antes, llamó a Arbeloa, su vecino, para que saliera al jardín a recoger a su hijo y hacerse cargo de él en lo que era evacuado.

De los tres operarios que estaban trabajando en el sótano del chalet, uno resultó herido de gravedad con el 15 % de su cuerpo quemado. Fue intubado antes de ser trasladado de urgencia al hospital de La Paz.

Los otros dos fueron más levemente afectados por culpa de la inhalación del humo y trasladados al hospital. También salio afectada una vigilante de la urbanización, también afectada levemente por una intoxicación de humo.