— NOTIMEX
17 de julio de 2013 / 12:55 a.m.

México  • Piezas de herrería, obras en vitral, textiles, pinturas y campanas, entre otros 220 objetos de arte sacro de los siglos XVII al XX, pertenecientes a la Catedral de Tepic, Nayarit, fueron integrados al Programa de Catalogación y Registro de Arte Sacro con el objetivo de preservar este patrimonio cultural de la región.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), entre las piezas que comenzaron a catalogarse desde noviembre del 2012 sobresalen obras de los pintores José Manuel Carnero y Carlos Clemente López.

Para Othón Yaroslav Quiroga, titular del Centro INAH en dicha entidad, el registro de bienes muebles e inmuebles es una herramienta fundamental para la generación de acciones que permitan y faciliten la protección de estos objetos, mismos que constituyen parte del patrimonio cultural del estado.

Gracias a un acuerdo establecido entre el obispo de la Diócesis de Tepic, Luis Artemio Flores Calzada, y el INAH, se realiza este proceso de catalogación de los bienes culturales de la Catedral de la ciudad, destacó el arquitecto.

En relación a la identificación de las pinturas y sus autores, se realizaron diferentes detecciones de firmas, situación que en algunos casos se dificultó debido al oscurecimiento de los barnices de las pinturas, por lo que emplearon lámparas de luz ultravioleta.

También destaca un órgano de madera de siete metros de alto y cinco de ancho, entre los objetos catalogados por el INAH, el cual todavía es utilizado. Este instrumento, considerado como el más grande en la capital de Nayarit y que presenta daños por el ataque de insectos xilófagos, será sometido a fumigación.

"Este instrumento musical genera sonido por medio de fustes que alimentan las cámaras de los tubos, los cuales se encuentran manufacturados tanto en madera como en aluminio. El ataque de insectos en la madera debilitó su estructura y colapsó los elementos internos del órgano", explicó el restaurador del INAH, Daniel Gallo.

Sobre la condición de los demás objetos, señaló que la mayoría se encuentran en buen estado, sin embargo, algunos de ellos poseen deterioros por uso y paso del tiempo, por ejemplo, los textiles, como manteles e indumentaria religiosa (corporales, manípulos, capas pluviales y casullas). También pinturas de caballete (que datan de los siglos XVII al XX) y esculturas que presentan repintes y ataque de insectos.

Para concluir, el arquitecto Othón Yaroslav Quiroga aseguró que "la intención a largo plazo es realizar este registro en cada una de las parroquias y templos de Nayarit, a fin tener mayor certeza de la riqueza cultural material que alberga la entidad".