2 de marzo de 2014 / 02:19 a.m.

 

El ex guard de los Dolphins, Richie Incognito, recibe tratamiento tras el escándalo en que se le involucró con varios actos de acoso a un compañero, informó el sábado una persona cercana a la situación.

Esa persona habló con The Associated Press a condición de permanecer en el anonimato, porque Incognito no ha hablado públicamente sobre la situación. La fuente comentó que la Asociación de Jugadores de la NFL apoya el tratamiento de Incognito.

Otra persona cercana al asunto dijo que el veterano guard está agotado después de que se le "arrastró al lodo" en los meses recientes.

En las últimas semanas, Incognito ha enviado tuits con mensajes y tonos radicalmente opuestos. En un mensaje que se retransmitió en forma masiva, despotricó contra su ex compañero Jonathan Martin y el agente de éste. Luego, se disculpó con Martin, con el dueño de los Dolphins Stephen Ross y con Ted Wells, el abogado que investigó por parte de la NFL el escándalo de hostigamiento.

El jueves, la policía de Scottsdale, Arizona, dijo que Incognito había causado varios daños al capó de su propio automóvil Ferrari, en un aparente arranque de cólera.

La investigación de Wells determinó que Incognito y otros dos integrantes de la línea ofensiva se involucraron en acciones persistentes de acoso contra Martin, quien era su compañero, y contra un asistente del kinesiólogo. Tras la difusión de un reporte sobre la pesquisa, el mes pasado, los Dolphins destituyeron al coach de la línea ofensiva Jim Turner y a Kevin O'Neill, quien había sido su kinesiólogo durante años.

En octubre pasado, Martin abandonó abruptamente las filas de los Dolphins, se sometió a terapia por problemas emocionales y acusó a sus compañeros de hostigarlo. Incognito fue suspendido el 3 de noviembre y se perdió los últimos ocho encuentros de la campaña.

Ambos han dicho que quieren jugar en 2014, pero no se espera que alguno pueda volver con los Dolphins.

AGENCIAS