23 de enero de 2015 / 02:25 p.m.

Monterrey.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) podría incurrir en la violación de los principios de paridad y proporcionalidad en la selección de sus candidatos al Congreso Federal, al presentar solamente 4 mujeres y 6 hombres como aspirantes a diputados federales.

Una vez cerrado el registro de precandidatos en aquellos distritos federales que según la alianza con el Partido Verde Ecologista Mexicano serán representados por el tricolor, se puede constatar que ya existe la falta a la paridad.

Con ello no sólo se violenta la Constitución, sino también la Ley General de Partidos Políticos y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, que establece que los partidos promoverán y garantizarán la paridad entre géneros en la postulación de candidatos a los cargos de elección popular para la integración del Congreso de la Unión, los Congresos de los Estados y la Asamblea Legislativa del Distrito Federal.

En el numeral 233 de esta norma refrenda que de la totalidad de solicitudes de registro, tanto de las candidaturas a diputados como de senadores que presenten los partidos políticos o las coaliciones ante el Instituto, deberán integrarse salvaguardando la paridad entre los géneros mandatada en la Constitución.

Serían sólo 4 las mujeres contempladas por el tricolor para el Congreso Federal, de 10 espacios disponibles: Gabriela Villarreal, Patricia Aguirre, Juana Aurora Cavazos y María de Jesús Aguirre.

La Ley de Partidos Políticos en su artículo 3, punto 5, refiere que "en ningún caso se admitirán criterios que tengan como resultado que alguno de los géneros le sean asignados exclusivamente aquellos distritos en los que el partido haya obtenido los porcentajes de votación más bajos en el proceso electoral anterior".

En los hechos, sólo el distrito III, al que va Juana Aurora Cavazos- y el XII, por el que iría María de Jesús Aguirre, son actualmente representados por el PRI; el I y el VI, en los que contenderían Gabriela Villarreal y Patricia Aguirre, son actualmente del PAN.

En contraparte, los distritos II, V, IX y XII en el que se registraron varones, son considerados "ganadores" para este partido.

Para dos integrantes de la Comisión de Inteligencia Electoral en Pro de la Defensa de los Derechos Políticos-Electorales de las Mujeres de Nuevo León, o Comisión Pro Paridad, esta determinación tiene criterios encontrados, que van desde la sospecha de que el tricolor trata de "estirar la liga" aunque finalmente tendría que hacer cambios de último momento, como lo hicieran la elección pasada, hasta que el partido pudiera cumplir con este principio si a nivel federal, presenta la mitad de la totalidad de los candidatos (300) de un género y la mitad del otro.

Graziella Fullvi señaló que pareciera que están intentando forzar la ley en mayor medida posible, lo cual resulta irónico porque estos mismos partidos son las que aprobaron la reforma política actual.

"Yo creo que están viendo hasta dónde le pueden dar, proponen 4 y 6 para ver qué pasa y si no se sacan a alguien de la manga, pero la pregunta es por qué de entrada se viola la ley y no se hace bien a la primera, ¿por qué esperar que un tribunal se los diga? Creo que es un tema que les sigue causando escozor", dijo.

Antonio Estrada señaló que quizá el PRI busque cumplir este principio a nivel nacional y postule la mitad del total de su candidatos -en este caso le tocan 244 por la coalición con el PVEM-, con lo que estaría cumpliendo la ley.

Señaló que será el Instituto Nacional Electoral (INE) al momento de registrar a los aspirantes quien decida si se cumple o no el principio y exija los cambios conducentes.

"Yo creo que ningún partido político pretende volarse la barda", declaró.

FOTO: Especial

DANIELA MENDOZA LUNA