9 de agosto de 2013 / 08:36 p.m.

Ciudad de México • La Conferencia del Episcopado Mexicano afirmó que las comunidades indígenas en México padecen pobreza y rezago. Reportan mayores tasas de analfabetismo e indicadores educativos. Tienen menos acceso a servicios de salud y a mercados de trabajo formales y por lo tanto.

El vocero de la CEM, obispo auxiliar Eugenio Lira Rugarcía afirmó que sin embrago, aunque se han dado avances en el reconocimiento jurídico de sus derechos, “algunas comunidades indígenas se encuentran fuera de sus tierras, porque éstas han sido invadidas y degradadas, o no tienen tierras suficientes para desarrollar sus culturas.

Sufren graves ataques a su identidad y superviviencia, pues la globalización económica y cultural pone en peligro su propia existencia como pueblos diferentes”.

Y señaló que en México, 14.9% de la población total se considera indígena, es decir, 15.7 millones de personas, que, con sus sólidas identidades sociales, culturales, lingüísticas y económicas, enriquecen a la nación, particularmente con su valiosa sabiduría ancestral, llena de amor a la tierra y sentido comunitario, de la cual la sociedad tiene que aprenderAnte esta realidad, indicó se hace actual la exhortación del beato Juan Pablo II al canonizar al indio san Juan Diego Cuauhtlatoatzin: “es necesario apoyar hoy a los indígenas en sus legítimas aspiraciones, respetando y defendiendo los auténticos valores de cada grupo étnico. ¡México necesita a sus indígenas y los indígenas necesitan a México!”.

— EUGENIA JIMÉNEZ