28 de octubre de 2013 / 12:58 a.m.

México.- Un especialista resaltó que esas infecciones representan la tercera causa de enfermedad a nivel nacional, principalmente entre la población de 25 a 44 años de edad, sólo superadas por infecciones en las vías respiratorias e intestinales.

De acuerdo con el uroginecólogo y miembro de la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, Pablo Gutiérrez Escoto, las infecciones de ese tipo son causadas por bacterias, y pueden ocurrir en cualquier parte del aparato urinario.

Expuso que pueden ser particularmente peligrosas en personas de mayor edad, con diabetes, con crecimiento prostático y entre las embarazadas, pues la cantidad de gérmenes aumenta conforme el tiempo que la persona se aguanta las ganas de orinar.

Aunque estas infecciones, que comprenden los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra se presentan en hombres y mujeres, la población femenina es más susceptible de padecerlas.

Por ello resaltó la necesidad de acudir con los especialistas en caso de registrar síntomas como dolor o ardor al orinar, ganas frecuentes de orinar pero con expulsión de poco líquido, dolor en la espalda baja o en la parte baja del abdomen, orinar con mal olor o con aspecto lechoso, turbio, oscuro o rojizo.

En caso de notar sangre en la orina, es necesario informar de inmediato al médico. El especialista refirió que esas infecciones también ocasionan sensación de cansancio o debilidad, fiebre o escalofríos, en mujeres, dolor abdominal, en hombres, en el recto.

"Si se presentan todos o algunos de estos síntomas, hay que acudir directamente al ginecólogo o al urólogo, quien determinará si se tiene una infección mediante un análisis de orina, y en caso de ser necesario, otros exámenes, como estudios de imagen para descartar malformaciones anatómicas, cálculos u obstrucciones", detalló Gutiérrez Escoto.

Agregó que las infecciones urinarias se tratan con medicamentos antibióticos y que actualmente existen muchas opciones, entre ellas cefalosporinas, que presentan una tasa mínima de resistencia bacteriana para combatir la infección.

Notimex