10 de noviembre de 2013 / 11:40 p.m.

Londres.- La Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) advirtió que en las próximas horas caerán los restos de un satélite colocado en órbita en 2009, sin que represente riesgo para la humanidad, informó hoy la cadena británica BBC.

El satélite, de una tonelada de peso y unos cinco metros, comenzó su retorno a la Tierra hace varios meses y se espera que entre en la atmósfera en las próximas 24 horas, aunque nadie sabe dónde exactamente, según cálculos de la ESA.

Sin embargo, el portavoz de la ESA, Heiner Klinkrad, aseguró que el Explorador de Campo de Gravedad y Circulación Oceánica, mejor conocido como GOCE, se desintegrará y es probable que sus restos caigan en las zonas oceánicas o áreas despobladas.

"En total, desde el lanzamiento del Sputnik (el primer satélite lanzado en 1957), unas 15 mil toneladas han vuelto del espacio. Pero la mayoría de estas se desintegran al reingresar a la atmósfera", aseguró Klinkrad a la BBC de Londres.

De acuerdo con la ESA, es muy probable que unos 200 kilogramos del GOCE fragmentados caigan sobre el planeta entre este domingo y mañana lunes, en regiones que no se han identificado.

"En este momento no podemos decir dónde va a pasar, excepto que no va a ser más al norte de los 85 grados latitud norte o más al sur de los 85 grados latitud sur", comentó Klinkrad, tras descartar cualquier daño a la humanidad.

La ESA informó en su página en internet que el satélite fue lanzado al espacio en 2009 para mapear las variaciones en la gravedad de la Tierra en tercera dimensión (3D), proporcionar patrones de circulación oceánica y tomar otras medidas.

"El satélite se convirtió en el primer sismómetro en órbita, en marzo de 2011, cuando detectó ondas sonoras desde el espacio del terremoto que afectó a Japón", destacó en referencia al sismo de 9.0 grados Richter del 11 de marzo de 2011.

El GOCE se quedó sin combustible el 21 de octubre y el 4 de noviembre pasado, la ESA anunció que el satélite estaba orbitando la Tierra a 119 millas, que su velocidad de descenso aumentaría significativamente y que podría caer a tierra entre el día 10 y 11.

Notimex