4 de marzo de 2013 / 02:38 p.m.

Decenas de cardenales iniciaron hoy en la Sala Nueva del Sínodo del complejo Aula Pablo VI, sus deliberaciones preparatorias del próximo cónclave en el cual será elegido el sucesor de Benedicto XVI.

Poco después de las 08:30 horas (07:30 GMT), los purpurados comenzaron a llegar al estacionamiento de la Santa Sede caminando, a bordo de taxis, autos de lujo y hasta autobuses.

En un ambiente distendido, todos arribaron enfundados en sus sotanas negras con bordes rojos, fajas y solideo del mismo color.

El primero en arribar fue el italiano Francesco Marchisano, seguido por los filipinos Gaudencio Rosales y Luis Antonio Tagle, y el peruano Juan Luis Cipriani Thorne.

Luego comenzó el desfile de purpurados, donde Norberto Rivera Carrera, arzobispo de la ciudad de México, llegó a pié mientras Javier Lozano Barragán fue trasladado en una camioneta por un chofer.

Los arzobispos emérito y titular de Guadalajara, Juan Sandoval Iñiguez y Francisco Javier Robles Ortega respectivamente, arribaron juntos procedentes del Pontificio Colegio Mexicano de Roma.

Un grupo de 10 cardenales estadunidenses llegaron a bordo de un autobús pequeño mientras tres brasileños también se movieron juntos.

En torno a las 09:30 horas (08:30 GMT) iniciaron las llamadas Congregaciones generales, reuniones en las cuales los cardenales deberán decidir cuestiones fundamentales del periodo de "sede vacante", como la fecha de inicio del cónclave.

Los encuentros estarán encabezados por el decano del Colegio Cardenalicio, el italiano Angelo Sodano.

Este lunes los purpurados trabajarán por la mañana y por la tarde, y deberán establecer si el resto de los días continuarán con el mismo ritmo.

NOTIMEX